Un día como hoy

Víctor Jara: 45 años del asesinato del cantautor chileno

16 sep. CI.- Víctor Jara fue músico, activista político y militante del Partido Comunista chileno. También fue cantautor, profesor y director de teatro. Es un referente de la canción social en América Latina. La llamada “Nueva Canción Chilena” tuvo en él su más grande exponente.

De procedencia campesina, Víctor Lidio Jara Martínez, nació el 28 de septiembre de 1932 en San Ignacio, Ñuble en Chile. Llegó con su familia a la capital chilena en 1944. Allí se educó haciendo parte del Seminario de la Orden de los Redentores de San Bernardo. En 1953 entro a participar del coro de la Universidad de Chile, motivado por la relación con la música que ya traía heredada e inspirada por su madre, la cantante folclorista Amanda Martínez.

Con todo y esta relación, su primera opción artística y académica fue el teatro, estudiando actuación y dirección en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, entre 1959 y 1961. Durante esta década, consolidó su nombre como director, obteniendo premios y reconocimientos del público y la crítica especializada.

Su referencia musical se fue consolidando en la segunda mitad de esa década del 60, participando en grupos como Cuncumén. Desde ese momento estableció una relación estrecha entre música, tradición popular y reivindicación social, forjadora de la canción social chilena. Entre 1966 y 1969 fue director artístico del conjunto Quilapayún y colaboró también con el conjunto Inti Illimani, ambos grupos siguen siendo grandes referentes de la canción chilena.

Iniciando la fatídica década del 70, Víctor Jara ya era también una referencia musical, con una discografía amplia y de profunda incidencia. En 1969 obtuvo el triunfo en el Primer Festival de la Nueva Canción Chilena, con su composición “Plegaria a un labrador”, que interpretó acompañado del conjunto Quilapayún. Se transformó, así, en uno de los principales símbolos de este movimiento musical.

Desde 1970 asumió un fuerte compromiso político participando activamente en la Unidad Popular y en el gobierno de Salvador Allende. En 1971 ingresó al cuerpo de artistas estables de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones de la Universidad Técnica del Estado.

El 11 de septiembre de 1973 mientras acudía a sus tareas en la universidad, fue tomado preso por las tropas del Ejército de Chile, siendo torturado y asesinado en el Estadio Chile. Hoy, Estadio Víctor Jara.

A Víctor Jara, la sevicia de la dictadura lo torturó durante horas, entre otras torturas le realizaron quemaduras con cigarrillo y simulacros de fusilamiento, le cortaron los dedos y la lengua, y finalmente el 16 de septiembre lo acribillaron. El cuerpo fue encontrado el día 19 de ese mes con 44 impactos de bala.

Estando preso escribió su último poema Somos cinco mil, también conocido como “Estadio Chile”:

Somos cinco mil
en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿Cuántos seremos en total
en las ciudades y en todo el país?
Solo aquí
diez mil manos siembran
y hacen andar las fábricas.
¡Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura!

CI 16/09/2018/12:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top