Conflicto y Paz

¿Vicealcaldes militares en Antioquia?

luis-perez

19 oct. CI.- Polémica resulta la propuesta presentada por el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, al gobierno nacional en la cual anuncia la creación de “Vicealcaldías de Seguridad y Convivencia”, las cuales serán ejercidas por militares activos.

Mediante una carta pública al presidente Juan Manuel Santos, el gobernador Luis Pérez señaló que Antioquia buscará implementar las Vicealcaldías encargadas por militares. Según Pérez, “Cada Alcalde o Concejo Municipal creará el cargo de Vicealcalde de Seguridad y Convivencia con funciones civiles. El cargo será desempeñado en comisión de servicios por un militar activo”.

La propuesta buscaría ocupar los territorios por la institucionalidad tras la eventual consolidación de los procesos de diálogo y negociación con los grupos insurgentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia –FARC– y el Ejercito de Liberación Nacional –ELN–. Varios alcaldes de Antioquia han expresado su intención de estudiar la propuesta.

Sin embargo, algunas personas desconfían de esta iniciativa pues los antecedentes con los alcaldes militares, implementados antes en Colombia en 1997 no es positiva. Aunque el propósito era hacer frente al conflicto armado, en dichas poblaciones en donde gobernaron los militares hubo un incremento del control de paramilitar debido al apoyo o indiferencia de los militares que se desempeñaban como alcaldes. A esto se suma que la función administrativa de los militares en las alcaldías no significó grandes avances para los municipios gobernados, entre otras razones, porque los militares no están preparados para ser alcaldes, ni para administrar una comunidad o desarrollar un programa de gobierno.

Los antecedentes del actual gobernador Luis Pérez no generan confianza. Durante su mandato como alcalde de Medellín en 2001-2004,  se realizó la cuestionada Operación Orión, en la que el Ejército ocupó la comuna 13, bajo el mando del general Mario Montoya. En dicha operación varios habitantes del sector fueron asesinados o desaparecidos por militares y paramilitares que buscaban presentarlos como insurgentes. Ese operativo militar es recordado por el exceso de fuerza implementado por las autoridades y porque, como se demostró en varios estudios, favoreció a los paramilitares. Pérez, como alcalde, fue acusado de ser autoritario y militarista; durante la Operación Orión consiguió un lote en plena comuna 13 para establecer una guarnición militar –no de la Policía– para controlar el orden público.

Si bien en varias de regiones antioqueñas están presentes nuevos grupos de paramilitares o Bacrim, vinculados al negocio del narcotráfico y a la minería ilegal, la propuesta de Vicealcaldes militares suena por la posibilidad de que exista una mejor relación con la Policía y el Ejército. No obstante, la pregunta que salta a la vista es: ¿Si no hubo grandes resultados en los municipios con la implementación de los alcaldes militares, como podrían mejorar la situación con Vicealcaldes militares en un departamento tan golpeado por la violencia?

En Medellín se creó la Secretaria de Seguridad y Convivencia Ciudadana, la cual está a cargo de un civil, con la intención de abordar y desarrollar acciones de seguridad y convivencia; la misma lógica se está desarrollando actualmente en Bogotá con el principio de que la seguridad ciudadana no debe estar únicamente en manos de militares.

Falta ver si al final dicha propuesta se implementa en Antioquia por el gobernador Luis Pérez Gutiérrez, quien fue acusado en 2011 por el exalcalde Alonso Salazar de tener vínculos con grupos criminales de la llamada Oficina de Envigado.

CI FC/DM/19/10/16/15:50

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top