Internacional

[8 de mayo] Día Internacional de la Cruz Roja: “Todos hermanos”

8 may. CI.- Jean Henri Dunant nació en Ginebra, el 8 de mayo de 1828; fue un activista de la causa humanitaria y fundador de la Cruz Roja Internacional. Todo comenzó porque Dunant fue testigo, en uno de sus viajes a Italia, de las secuelas de los enfrentamientos entre los ejércitos de Austria, Francia y Piamonte, en la batalla de Solferino, y al sentirse conmovido con la cantidad de heridos abandonados en el campo y sin ninguna posibilidad de ayuda, creó la primera brigada de primeros auxilios de la historia. Esta brigada contó con la colaboración de los lugareños, a quienes Dunant convenció para que socorrieran a los heridos, sin fijarse en qué bando del conflicto estaban, usando el lema “Tutti fratelli” (Todos hermanos). Dunant fue el primer Premio Nobel de la Paz, junto con Fréderic Passy, en 1901.

Después de este episodio memorable, Dunant publicó sus reflexiones en un libro llamado Recuerdo de Solferino, en el que reclamó la creación de un cuerpo de voluntarios para socorrer a los heridos de guerra sin distinción de bando. Dispuesto a prestar ayuda humanitaria a quien la necesitara, independientemente de su raza, nacionalidad o creencia.

Su idea fue escuchada y retomada por la Sociedad Ginebrina de Utilidad Pública que, junto a él, impulsó el proyecto hasta la constitución formal en 1863 del Comité Internacional de la Cruz Roja. Un año después, este Comité logró, con el apoyo del Gobierno Suizo, convocar a una conferencia diplomática en la que doce estados firmaron el Primer Convenio de Ginebra y acordaron: 

1.   Proteger a los militares heridos en campaña.

2.   El carácter neutral y protección del personal sanitario y de los hospitales militares.

3.   La adopción del emblema de la Cruz Roja sobre fondo blanco como símbolo protector.

4.   El establecimiento de un comité permanente que se denominó Comité Internacional de la Cruz Roja.

5.   La promoción internacional de Sociedades de Socorro.

Emblemas oficiales 

El símbolo de la Cruz Roja sobre un fondo blanco fue adoptado oficialmente en la Primera Convención de Ginebra en 1864.  En 1906, para poner fin al argumento de Turquía de que la bandera tuvo sus raíces en el cristianismo, se decidió oficialmente promover la idea de que la bandera de la Cruz Roja se había formado mediante la inversión de los colores federales de Suiza. No obstante, debido a las crecientes presiones de varios países para reconocer distintos símbolos, según las creencias religiosas, y con el fin de desvincular definitivamente la cruz roja del cristianismo, la organización decidió incluir el siguiente artículo en el I Convenio de Ginebra, firmado el 12 de agosto de 1949: “en homenaje a Suiza, el signo heráldico de la cruz roja sobre fondo blanco, formado por intervención de los colores federales, se mantiene como emblema y signo distintivo del Servicio Sanitario de los ejércitos”.

Sin embargo, el emblema de la Media Luna Roja ya se había usado en el conflicto armado entre Rusia y el Imperio Otomano en 1878, debido a que este último, aunque respetaba el símbolo de la Cruz Roja, consideraba que hería las susceptibilidades del soldado musulmán. Por lo tanto, el símbolo fue oficialmente adoptado en 1929 por 33 estados islámicos, lo que influyó para que la Cruz Roja integrara la Media Luna Roja como símbolo oficial de los territorios musulmanes en 1950.

Así mismo, algunos países en conflicto que contaban con la intervención humanitaria de la Cruz Roja y la Media Luna Roja manifestaron también que estos símbolos estaban relacionados con creencias religiosas ajenas a esos territorios, así que el 8 de diciembre de 2005, en respuesta a la creciente presión de la sociedad Magen David Adom, de Israel, miembro del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, un nuevo emblema fue adoptado: el Cristal Rojo, un símbolo sin ninguna connotación religiosa.

Principios

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja, la Media Luna Roja y el Cristal Rojo, realiza su labor bajo siete principios que rigen las actuaciones de esta organización y que garantizan la continuidad del Movimiento y su labor humanitaria.

1.    Humanidad: el Movimiento Internacional de la Cruz Roja, la Media Luna Roja y el Cristal Rojo presta auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla. Se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

2.    Imparcialidad: no hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social o credo político

3.    Neutralidad: se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo tiempo, en las controversias de orden político, racial, religioso e ideológico.

4.    Independencia: el Movimiento es independiente de toda corriente política o religiosa.

5.    Voluntariado: es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

6.    Unidad: en cada país solo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja, de la Media Luna Roja o del Cristal Rojo que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

7.    Universalidad: para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja, la Media Luna Roja y el Cristal Rojo todas las sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente.

CI DM/DM/8/5/17/8:05

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: [8 de mayo] Día Internacional de la Cruz Roja: “Todos hermanos” | Centro de Noticias del Putumayo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top