Cultura

[Sobre Cine] El terror tiene otra definición en Colombia

12 may. CI.- ¿Qué es el terror? ¿Qué es el miedo? De forma premeditada podemos dar ideas no tan precisas de la definición de estas palabras. Definiciones ancladas a nuestras experiencias tomándolas como sobrenaturales o relacionadas a hechos comprobados y de los que como sujetos hemos sido partícipes.

El Páramo, película colombiana del año 2012 dirigida por Jaime Osorio Márquez es una copia casi perfecta de lo que sucede con el horror en Colombia. Esta película cuenta la historia grupo de avanzada militar, expertos en misiones de rescate, que se dirige a un puesto del ejército en medio de la espesa niebla del Páramo.

Aquella base militar varios días atrás perdió completamente la comunicación con los otros comandos cercanos. Es posible que un ataque enemigo los haya dejado en esta circunstancia. Durante el trayecto uno de los soldados desobedece las órdenes del alto mando militar e incursiona de forma inescrupulosa a la base. Tras este suceso, comienza el terror en la cima del Páramo donde está ubicada la base y donde la niebla ciega a todos por completo.

Este thriller se desenvuelve de forma angustiosa. La banda sonora anuncia una fórmula frecuentemente usada en las narraciones de pueblos y municipios colombianos: la casa embrujada, que en este caso es la base. Cuartos vacíos y sangre por todos los lugares es la apariencia terrorífica que petrifica a los militares. El grupo de rescate decide instaurarse en la base hasta que la neblina baje puesto que ningún soldado fue encontrado.

Hechos irreales empiezan a irrumpir el raciocinio de los militares. Un compañero herido, la espesa niebla, la incomunicación, la aparición de una mujer y de un rezo escrito en una pared son algunas de las situaciones a las que están sometidos. Van perdiendo la cordura a medida que pasan los días.

La tensión mantiene en constante alerta al espectador. Aunque la ficción no supera la realidad sino que la iguala y nos muestra que los principios y la moralidad solo son palabras cuando está en juego la propia vida.

El Páramo es la realidad colombiana que se nos mete en el estómago y nos produce las ganas irracionales de vomitar. El mal es el protagonista principal de la realidad nacional y este mal termina siendo una brecha de verdad que nos ayuda a reconocernos como seres humanos y como seres sociales, puesto que el mal somos nosotros mismos.

CI SC/PC/12/05/18/14:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top