Derechos Humanos

Sentencia T-282/2014 por los derechos humanos y carcelarios: ¿Una decisión en letra muerta?

4 may. CI -La Tramacúa, como se le conoce al establecimiento penitenciario y carcelario de alta seguridad de Valledupar, ha sido considerada una cárcel de castigo; “la mamá de las cárceles” dicen los detenidos. A ella fueron llevados todos los reclusos del país que, según la administración penitenciaria, merecían un “tratamiento especial”. La guardia fue entrenada por el Buró Federal de Prisiones en técnicas de extrema violencia que convirtieron este establecimiento en un centro de torturas.

En el 2014 la Corte Constitucional profirió la Sentencia T-282, en la que le dio al INPEC el plazo de un año para corregir los problemas que dan lugar a una violación sistemática de los derechos humanos de la población reclusa; de lo contrario, el establecimiento penitenciario y carcelario de alta seguridad de Valledupar sería clausurado.

Entre las órdenes más importantes emitidas en la Sentencia se encuentran: a. Efectuar los arreglos necesarios para garantizar el suministro de agua al interior de las celdas; b. Cesar todo tipo de maltrato y realizar las investigaciones por los actos de tortura perpetrados contra la población reclusa; c. Realizar modificaciones al régimen interno del establecimiento, d. Suspender el ingreso de detenidos, a efectos de controlar el hacinamiento. El fallo fue notificado en enero de 2015 y desde entonces ha transcurrido el doble del tiempo concedido, sin embargo, los presos denuncian que no se ha dado cumplimiento cabal a las órdenes de la Corte.

Al respecto, Colombia Informa habló con detenidos de La Tramacúa sobre el seguimiento a la Sentencia T-282/2014 que, ante la falta de parcialidad del Tribunal Contencioso Administrativo del Cesar, el fallo se está convirtiendo en letra muerta.

Colombia Informa: Hace más de dos años que fue notificada la Sentencia T-282 de 2014 de la Corte Constitucional, ¿en qué estado se encuentra el cumplimiento de este fallo?

Detenidos La Tramacúa: Se encuentra en parcial cumplimiento con tendencia a desmejorar en materia de agua, arreglos locativos y alimentación; esta última como consecuencia de las decisiones de la nueva empresa, Cata Alimentos, consorcio contratado por la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelario -USPEC-, la cual ha adoptado un menú  de menos gramaje y baja calidad en los productos y alimentos. La atención en salud es un problema grave; el tema de resocialización  no funciona; la infraestructura no ha sido intervenida totalmente, aún hay pabellones sin arreglos. En lugar de suspender los ingresos, han ingresado más internos; del día viernes 21 a hoy 24 de abril, han traído 200 interno y esto demuestra el desinterés por parte del Estado en el mejoramiento de las condiciones dignas en este establecimiento, tal como lo ordenó la Corte en el auto 191 de la Sentencia T- 282 del 2014.

C.I: La Corte ordenó al INPEC investigar con seriedad los casos de tortura denunciados, cuéntenos en qué consistió esta práctica y cuáles resultados han arrojado las investigaciones.

D.L.T: Desconocemos el  resultado de las investigaciones por las denuncias interpuestas contra los funcionarios del cuerpo de custodia del INPEC, responsables de maltratos y torturas contra los internos; este tema continúa impune. Además, se ha incumplido la orden preferida por  la Corte en el  auto 191 de la Sentencia T- 282 donde ordena separar a los guardianes investigados por actos de tortura  y violación de los derechos humanos del entorno donde conviven los internos. Ellos continúan, a través del ejercicio abusivo de sus funciones, presionando a los detenidos y a sus familiares, continúa una relación de poder y dominación extralimitada.

C.I: ¿Ha cesado la tortura u otros malos tratos en este establecimiento de alta seguridad?

D.L.T: Consideramos que la práctica de tortura continúa. Aunque haya bajado el índice el maltrato físico constante, este año se han presentado varias agresiones contra  los internos; el maltrato físico ha sido remplazado por la tortura psicológica y emocional, ejemplo de esto es la intimidación a los detenidos y sus familiares, los “falsos positivos” de la Oficina de Investigaciones Internas de este centro penitenciario, usada  como  herramienta de  venganza  por parte de los funcionarios del INPEC contra los  internos que hemos desarrollado jornadas  de protestas y denuncias contra la institución. Es decir, nos abren investigaciones por hechos falsos o tergiversados. También se ha incrementado la devolución de visitas por supuestas alertas caninas, frustrando el derecho a la visita que es algo que los presos más protegen. Entonces, son formas distintas, pero sigue siendo tortura y maltrato.

C.I: Si la crisis carcelaria continúa, ¿cuáles son las propuestas desde la población reclusa para solucionarla o menguarla?

D.L.T: Fortalecer el Movimiento Nacional Carcelario para que, mediante la lucha unificada, se tenga en cuenta la voz de los internos al momento de diseñar políticas penitenciarias;  gracias a la movilización  y al acompañamiento de las ONG, se ha logrado visibilizar la crisis carcelaria y es en esa dirección por la que debemos seguir; aunando esfuerzos en materia de la solución al problema carcelario en Colombia.

CI MM/DM/04/05/17/19:33

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top