Conflicto y Paz

Se reinstaló oficialmente la Mesa de Diálogos ELN-Gobierno en Cuba

10 may. CI.- En la Habana (Cuba) se instaló formalmente el reinicio del Quinto Ciclo de Conversaciones de la Mesa de Diálogos por la Paz entre el Ejército de Liberación Nacional -ELN- y el Gobierno Colombiano. Las prioridades son acordar un nuevo cese bilateral al fuego, definir la metodología de participación de la sociedad y generar alivios humanitarios en algunos territorios del país.

Con la presencia de las delegaciones de paz de ambas partes, el acompañamiento de los países garantes y bajo la hospitalidad del Gobierno cubano, se hizo oficial mediante una ceremonia, el reinicio de los Diálogos de Paz que durante este ciclo tendrá a Cuba como su sede.

El acto fue abierto con las palabras del representante del Gobierno cubano, Iván Mora, quien fue embajador de este país en Colombia. En su intervención agradeció a los países garantes y ratificó el compromiso del Gobierno y del pueblo de la nación caribeña con la construcción de Paz en la región y en el mundo.

Posteriormente, Gustavo Bell, Jefe Negociador del Gobierno expresó que “esta mesa está diseñada en función de que la sociedad tiene que ser un actor principal, primordial en la construcción de los acuerdos, que nos coloquen en la senda de una paz duradera y estable que tanto los colombianos, la comunidad internacional y las organizaciones sociales nos han reclamado y claman en este momento en Colombia. (…) Que podamos llegar a un momento determinado en el que sea la misma sociedad colombina la que pida que se le de continuidad a estos diálogos, independiente del Gobierno que sea elegido en las próximas elecciones”.

Por otra parte, Pablo Beltrán, Jefe Negociador del ELN, afirmó que dicho proceso tiene: “sacar la violencia de la política -y somos dos partes y cada parte debe hacer esfuerzos para que eso ocurra- pero, a su vez, propiciar unas transformaciones en Colombia, porque nada haríamos, nada ganaríamos, si no ocurren unas transformaciones que cambien las condiciones que generan el alzamiento armado. Si no hay esas transformaciones que cambien la realidad nacional de Colombia para que no vuelva a ocurrir alzamiento armado. Esta generación de guerrillas podremos dejar de ser guerrillas pero otras aparecerán. Se trata, entonces, de encontrar soluciones de fondo, por eso esta agenda y esta mesa tiene esos dos propósitos: propiciar esas transformaciones que de verdad den cuenta con acabar el conflicto armado, y sacar la violencia de la política”.


Beltrán también habló de su preocupación por el momento de crisis que atraviesa la Paz en Colombia. Primero, por las dificultades que atraviesa el proceso de Implementación de los Acuerdos entre el Gobierno y las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC- (evidenciadas en la inseguridad jurídica materializada en el caso Santrich) y los constantes ataques de distinto tipo que sufre dicho proceso. Segundo, por el genocidio que está ocurriendo en el país contra la oposición y las y los líderes sociales; situación que hace evidente lo difícil que es lograr el objetivo de estos diálogos: sacar la violencia de la política.

Oficialmente quedó instalado el actual Ciclo de Diálogos en Cuba. Si bien las partes trabajan por construir acuerdos que permitan la continuidad de la Mesa en el Gobierno entrante, la lucha electoral en curso y el desgaste social frente a la Paz se convierten en importantes retos para la continuación de los diálogos y la consecución de una solución que ponga fin al conflicto armado entre las partes.

CI DO/PC/10/05/18/12:40

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top