Conflicto y Paz

Se recrudece violencia paramilitar en la Comuna 13 de Medellín

27 abr. CI.- Entre marzo y abril de este año, la ciudad de Medellín ha padecido un incremento de la violencia que tiene aterrorizados a los habitantes, especialmente a los de la Comuna 13.

Entre el primero de enero y el 27 de abril de este año se han registrado 198 homicidios. Esta cifra supera en 40 a la obtenida en el mismo período del año pasado. El aumento equivale a un 25,3 %.

Solo en lo que va de este mes se reportaron 55 muertes violentas asociadas a venganzas entre estructuras paramilitares, especialmente entre los Triana y los residuos del Bloque Cacique Nutibara.

La Comuna 13, también llamada San Javier, es una de las 16 comunas de la ciudad. Esta se encuentra localizada al Occidente de la Zona Centro. Limita por el Norte con la Comuna 7 sector de Robledo; por el Oriente con las comunas 12 y 11; por el Sur limita con el Corregimiento de Altavista y al Occidente con el Corregimiento de San Cristóbal. Este intrincado, sumado al abandono estatal, hacen difícil el acceso a la Fuerza Pública y, por ende, al control institucional.

Mientras algunos Concejales de la ciudad le piden al Alcalde que inicie otra Operación Orión, los movimientos sociales piden diálogo para solucionar la difícil situación y evitar un derramamiento de sangre. La Operación Orión fue un operativo militar llevado a cabo en octubre de 2002 por el Ejército y la Policía con apoyo de la Fuerza Aérea y en contubernio con los paramilitares en la Comuna 13. Buscaba supuestamente acabar con la presencia de grupos de Milicias Urbanas de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional y los Comandos Armados del Pueblo.

Pero solo sirvió para consolidar a los grupos paramilitares en la zona y dejó un número aún indeterminado de civiles muertos. Esta operación se realizó bajo el Estado de Excepción declarado por el entonces Presidente, Álvaro Uribe Vélez.

La escalada de violencia del 2018 se detonó tras la captura de Carlos Mario Triana, alias “Mario chiquito”, el pasado 25 de abril. Estaba reemplazando a su hermano Elkin Triana al frente de este grupo paramilitar quien hace apenas hacía dos meses había sido capturado en inmediaciones de la ciudad.

A esta captura se suma la de alias “Sombra”, jefe de los paramilitares del Barrio Robledo. Estos controlan el tráfico de estupefacientes en el sector. El descontento de estos grupos obedece a que la institucionalidad estaría desobedeciendo pactos de no agresión establecidos de forma clandestina con la Fuerza Pública.

El jueves 26 de abril fue incinerado un bus de la empresa Conatra, en la calle 50 con carrera 82. Esta empresa se habría negado a pagar las extorsiones a Los Triana, quienes exigían entre 50 y 100 mil pesos diarios a cada conductor.

De igual modo, el Alcalde de Medellín fue recibido con ráfagas de fusil durante la visita a dicha Comuna el día de ayer. Incluso el metro cable del sistema integrado de transporte metro, que abastece el sector, tuvo que ser temporalmente suspendido.

CI JM/PC/27/04/18/18:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top