Educación

Rol del trabajador social en el Sistema Carcelario y Penitenciario fue centro del ENETS

15 may. CI.- En la Universidad Francisco de Paula Santander (Cúcuta) se realizó el Encuentro Nacional de Estudiantes de Trabajo Social -Enets-, un escenario reflexivo y crítico que le permitió a los participantes pensarse su labor en los diferentes campos y áreas de intervención desde una perspectiva latinoamericana y con enfoque territorial.

Este encuentro, que tiene una historia de 30 años en el país, tenía como eje temático el rol del trabajador social en el Sistema Carcelario y Penitenciario. En este convergieron 28 unidades académicas de todo el país, con 350 participantes.

“Este escenario le permite al estudiante discutir con otro estudiante de otra universidad el rol, el accionar, el perfil y la ética profesional del trabajo social. Permite adquirir nuevas experiencias, profundizar conocimientos, es objetividad y subjetividad, es formación integral para el trabajador social”, expresó Miguel Ángel Pinto, miembro del Comité Organizador.

¿Cómo se realiza el Enets?

En el consultivo único –un encuentro previo donde se reúnen cinco delegados por Unidades Académicas– se propone un eje temático que es discutido en plenaria y, una vez aprobado, se empiezan a recibir las ponencias. Estas se envían con un cronograma de tiempos y durante una semana los estudiantes se reúnen a trabajar y evaluar estas ponencias.

Para la realización del Enets es necesario que en el consultivo se aprueben como mínimo ocho ponencias. Durante el Encuentro Nacional que tiene como duración una semana, las ponencias se discuten, pero también se crean mesas alternas sobre temáticas del trabajo social u otras que se estén teniendo en esos momentos en el país.

Ejercicios prácticos

Como elemento innovador del XXIV Encuentro Nacional de Estudiantes de Trabajo Social, se realizaron dos ejercicios prácticos. En la Cárcel Modelo de Cúcuta se realizó una gestión donde ingresaron 150 estudiantes de trabajo social de las diferentes unidades académicas del país. Estos se dividieron en dos grupos. Un grupo de 100 estudiantes hicieron parte de un conversatorio a cargo del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario -INPEC- sobre los diferentes programas que realizan internamente a las personas privadas de la libertad.

Los 50 estudiantes restantes realizaron un taller práctico con un grupo de internos como plan de apoyo al proceso de resocialización. Los demás participantes hicieron simultáneamente un foro en la universidad sede con asociaciones de familiares de personas privadas de la libertad y practicantes.

“Podemos decir que hay que reforzar como tal el rol del trabajador social al interior de las cárceles del país. Si bien el sistema carcelario y penitenciario tiene una crisis muy fuerte, el trabajador social no puede ser un ente que está ahí en esa crisis inmersa sin transformarla”, concluyó Cesar Arias, integrante del equipo operativo organizador del Enets.

El segundo ejercicio práctico se realizó en los colegios Julio Pérez Ferrero y Claudia María Uribe. Este fue un taller cuyo objetivo principal fue promover la cultura de paz, enfatizando en reconocer a los jóvenes como sujetos de derechos en el marco socio-jurídico.

Pinto comentó que este tipo de actividades “no se habían hecho anteriormente en un Enets. Los ejercicios de acercamiento a campo, metodologías prácticas y otros ejercicios no son las ponencias y las mesas que regularmente se trabajan”.

En el marco del encuentro los estudiantes también hicieron un recorrido histórico por sitios emblemáticos de la ciudad y su área metropolitana como la Loma de Bolívar, la Casa de la Cultura, el Templo Histórico de Villa del Rosario y la Casa del General Santander. Además, el grafitero Bogotano “Feel” realizó un mural alusivo a la actividad al interior de la Francisco de Paula.

El Enets en Cúcuta

La anterior versión de este encuentro se realizó en la Universidad Industrial de Santander  (Bucaramanga).

“Fue difícil empezar con la preparación porque no contábamos con un grupo de estudiantes para la elaboración del encuentro. Había que hacer primero, una campaña de crecimiento de gente que le gustara el proceso para empezarlo. Lo siguiente fue planear la logística, metodología, lo académico, alimentación”, comentó Arias.

Los estudiantes tuvieron inconvenientes con la actual administración de la universidad sede, presidida por el Rector Encargado Jhan Piero Rojas Suárez, quien demoró los trámites de los libros que se les darían a cada participante del Enets.

“Con lo de los libros fue un proceso porque todo esto se había negociado con la Administración pasada, y con el nuevo Rector fue algo complicado que se decidiera mandar a hacer los libros. Se mandó a hacer una semana antes del encuentro lo que retrasó la entrega hasta el último día del evento”, detalló Arias.

Sin embargo, los estudiantes lograron cumplir a cabalidad con las expectativas. “Traerlo a Cúcuta fue difícil pero muy enriquecedor, para cada estudiante que hacía parte del comité, para la Universidad, los resultados que entrega el programa, justo cuando se apuesta a por posicionar la iniciativa estudiantil, visibilizar el movimiento estudiantil de trabajo social y fortalecer todos los procesos que estamos liderando”, declaró Miguel Pinto.

El Comité Organizador regional decidió sistematizar la experiencia y entregar a los participantes la construcción teórica y metodológica acerca de la realización de un Enets, con un formato que permita evaluar las a unidades académicas, al Comité y a la metodología.

CI JO/CC/15/05/18/12:52

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top