Pueblos

Relatan los hechos de Berlín que resultaron en la detención de 140 manifestantes

El viernes 3 de junio, más de ciento cincuenta personas bloquearon la vía principal entre Pamplona y Bucaramanga, como parte del Paro Nacional. Sus acciones ocasionaron una fuerte represión de parte la Fuerzas Pública, que detuvo a gran parte de los marchantes, además de cometer varios asaltos y abusos contra no sólo los manifestantes, sino también contra la comunidad local.

El bloqueo tuvo lugar cerca de la vereda Rancheadero, a unos kilómetros del centro de población Berlín, departamento Norte de Santander. Los manifestantes salieron a la carretera en dos grupos a las cinco de la mañana, y trancaron una sección de la vía de alrededor de un kilómetro, antes de subir cerro arriba de la carretera para huir de la Fuerza Pública.

A los dos grupos llegaron patrullas de la Policía casi enseguida, alrededor de las 5.30am de la mañana. En el grupo norte, la Policía se reforzó con miembros del Grupo de Operaciones Especiales -GOES- y el Escuadrón Móvil Anti Disturbios -Esmad- antes de las siete. Durante este tiempo los manifestantes se encontraron sobre la carretera mostrando su disposición de mantener la protesta:

A las 7:40, el Esmad avanzó para desbloquear la vía lanzando gases lacrimógenos hacia los marchantes Poco después, a las 8.20 de la mañana, el ejército se sumó a la operación. Dos turbos con soldados se descargaron tropa y subieron al cerro por el lado norte para perseguir a los manifestantes, lo que ocasionó la huida de los manifestantes hacia el área montañosa.

Mientras tanto al grupo sur de los manifestantes, que se encontraban en los cerros arriba de la vereda Rancheadero, el Esmad llegó al área a las 6:45 de la mañana y los organismos de derechos humanos iniciaron la interlocución para que la Policía no se metieran al poblado ni intentarán poner a la comunidad en la mitad del choque. Aún así, a las 7:30 am subieron por los patios de las casas y lanzaron gases lacrimógenos a los manifestantes. Luego procedieron a subir a los cerros ahora encubiertos en niebla. El Esmad, el GOES y el Ejército, fuertemente armados, consiguieron capturar a la gran mayoría de los manifestantes.

La comunidad local, sobre todo las mujeres, reaccionaron con enfado a la conducta de la Policía, confrontándolos y hasta llegaron a expulsarlos del poblado. Expresaron su apoyo al Paro y, en palabras de Amaira, una habitante local, “estamos de acuerdo con lo del paro. Hay que apoyar a los campesinos… todos estamos unidos”. De hecho, fueron los propios campesinos locales quienes denunciaron ante los defensores de derechos humanos que a los manifestantes los tenían aprendidos, despojándolos de sus pertenencias y desnudándolos.

Luego la propia comunidad subió al sitio donde se ocurrieron los hechos, seguidos por los defensores de derechos humanos. Varias veces el Esmad intentó cerrarles el paso y a pesar de agresión física de los Policías, continuaron la resistencia. Algunos incluso llegaron a donde subían a los manifestantes en vehículos; un miembro del Esmad acosó a un hombre local a golpes, aparentemente sin provocación. Todo este operativo fue monitoreado por el departamento de inteligencia nacional quienes también reseñaron e intimidaron a Defensores de derechos humanos y Comunicadores.

A gran parte de los manifestantes, la Policía los trasladó al batallón del Ejército en Pamplona (Batallón de Infantería número 13, General Custodio García Rovira), donde siguen hoy 4 de junio. Defensores de derechos humanos informaron más tarde que no se les había brindado comida, útiles de aseo, colchones para dormir y abrigo. A 15 menores de edad se les trasladó al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -ICBF- en la ciudad de Cúcuta.

Del resto de los manifestantes, algunos consiguieron huir y evitar la captura, otros se encuentran desaparecidos. De unos 30 luego se tuvo noticia, tres presentaban contusiones mientras y no hay noticia de 25 más quienes, es de suponer, están en los páramos sin condiciones para sobrevivir.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Relatan los hechos de Berlín que resulta...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top
Ir a la barra de herramientas