Conflicto y Paz

¿Qué le espera al proceso Paz del ELN con Iván Duque como Presidente?

5. jul. CI -Luego de ser aplazado dos veces, da inicio el 6to ciclo de Diálogos de Paz entre el Ejercito de Liberación Nacional -ELN- y el Gobierno en la Habana, Cuba. ¿Qué esperar?

Un poco más de un mes queda de mandato para el Gobierno Juan Manuel Santos, mientras que el próximo 20 de julio, el nuevo Congreso de la República se posesionará en sus funciones. Durante todo el mes de julio se adelantará el 6t0 ciclo de diálogos y estará seguramente atravesado por incertidumbres y tensiones. Y no es para menos, éste podría ser el último ciclo de conversaciones antes de que el Presidente electo, Iván Duque, decida terminar con el Proceso de Paz que se viene adelantando hace casi cuatro años.Las posiciones de Duque como candidato y presidente electo, han sido fuertes tanto con la implementación de los acuerdos con las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC-, como con el ELN. Para las FARC ha prometido realizar ajustes que tocarían la médula de los acuerdos y pondrían en un estado más critico de lo que esta hoy el proceso de implementación.

Una muestra de dichos ajustes son los cambios a la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP-, realizados en el Congreso de la República por solicitud del Centro Democrático, además del retorno a la fumigación con glifosato y el anuncio de reformas a la participación política de la ahora Fuerza Alternativa Revolucionarias del Común -FARC-. Mientras que para el caso del ELN, ha pedido condiciones unilaterales fuera de la Mesa para su continuación, como la concentración de los combatientes y un cese unilateral definitivo. Precondiciones que pondría en jaque a la Mesa y botarían por la borda lo construido durante estos cinco ciclos.

Estas han sido expresiones del presidente electo, que lo van comprometiendo de a poco en sus acciones futuras, falta esperar que defina su gabinete y demuestre ya posesionado su postura real frente a la construcción de paz en el país. Mientras tanto su partido el Centro Democrático avanza con fuerza en dirección contraria a la solución política del Conflicto armado. Sin embargo, fueron más de ocho millones en las urnas, que votando por Gustavo Petro expresaron su anhelo de que sea el diálogo la vía para la solución de la violencia, por lo que las tensiones será fuertes. Según parece la Delegación de Paz del Gobierno en cabeza de Gustavo Bell ha endurecido sus posturas, primero por la falta de oxigeno del Gobierno Santos y segundo acoplándose a la linea del gobierno entrante de Iván Duque.

La Delegación de Paz del ELN, mediante un comunicado, expresó en cinco puntos su preocupación frente al futuro del proceso que atraviesa hoy por una crisis. En primer lugar, manifiestan que el Gobierno ha expresado que no se puede comprometer en el cumplimiento y ejecución de los acuerdos logrados en la Mesa. Como segundo punto, afirman que el Gobierno ha condicionado el inicio de la participación de la sociedad a un cese al fuego previo y aún no hay claridades sobre la amplitud e incidencia de dicho ejercicio de participación de la sociedad, núcleo central del proceso. Como tercer punto, indican que todavía hay fuertes diferencias sobre los criterios para construir un cese bilateral al fuego. En cuarto lugar, afirman que la Mesa aún tiene pendiente varias elementos acordados por implementar como: el plan de pedagogía y comunicación para la paz, el acuerdo de desminado humanitario en Nariño y la propuesta de Acuerdo Humanitario para el Chocó. Y por último expresan su preocupación por los propósitos de la bancada de derecha en el Congreso de la República, frente a los cambios que se le vienen haciendo al acuerdo de paz firmado con las FARC.

En este ambiente se desarrollará durante el mes de julio el 6t0 ciclo, la sociedad colombiana estaba a la espera de que se logre concretar un cese bilateral al fuego y se diera inicio a la metodología de participación de la sociedad. Sin embargo, la Mesa se esta hoy disputando su continuidad, para lo que se espera un respaldo de la comunidad internacional, de la sociedad colombiana y lograr al final de este ciclo unos acuerdos que presionen al Gobierno entrante a continuar con la agenda y el proceso mismo, aún si renuevan la delegación gubernamental actual.

La Mesa tendrá continuidad si se continúa con la agenda y se llegan acuerdos en este ciclo que sean respetados por Duque, de lo contrario y ante las exigencias que ha planteado públicamente el presidente electo, lo más probable es que la Mesa llegué a su fin.

A continuación reproducimos el pronunciamiento de la Delegación de Paz del ELN:

Colombia. Delegación de Diálogos del ELN: Julio es un mes crucial para la Paz

El lunes 2 de julio inicia el Sexto Ciclo de la Mesa de Conversaciones entre el Gobierno de Santos y el Ejército de Liberación Nacional; en un momento difícil porque:

1. La Delegación del Gobierno ha dicho que no puede adquirir compromisos, como estos:

“El Estado garantizará el cumplimiento y la ejecución de las transformaciones propuestas  en el proceso y acordadas en la Mesa”.

“Habrá reciprocidad de las dos partes en el cumplimiento de los acuerdos”.

2. El Gobierno condiciona el diseño completo y el inicio de la “Participación de la Sociedad en la construcción de la paz” a que previamente se acuerde un cese al fuego.

Las propuestas e iniciativas que arrojen el proceso de Participación son la base para que la Mesa aborde los acuerdos previstos sobre transformaciones.

Pero subsisten contradicciones sobre la amplitud de la participación en los territorios y sectores sociales, la metodología y diseño para recoger las Conclusiones, y sobre la incidencia efectiva de los mismos.

3. Persisten diferencias que impiden firmar un nuevo acuerdo de cese al fuego bilateral, dado que:

* el Gobierno no acepta el Derecho Internacional humanitario (DIH) como el referente común para pactar acciones y acuerdos humanitarios; y

* el Gobierno se abroga la facultad de calificar hechos y actuar contra el ELN, sin previo informe y calificación del Mecanismo de Veeduría y Verificación.

* Insistimos en que este cese debe avanzar en la solución de la persecución, asesinatos y judicialización a los líderes y lideresas de los movimientos sociales.

* Propusimos al Gobierno hacer durante el tiempo del cese, estos 5 ajustes a la política minero-energética: Respetar y garantizar las consultas populares previas; congelar la venta de oleoductos estatales que está en curso; incrementar las medidas de protección a los líderes y lideresas vinculados a las organizaciones ambientales y minero energéticas; dar curso a un Diálogo Nacional, Ambiental, Minero-Energético.

4. Además, la Mesa tiene aún pendiente por habilitar el plan de Comunicación y Pedagogía para la paz; el Acuerdo de desminado humanitario para el Chinchal, El Sandé y La Montaña, en Nariño; y pactar la forma de implementación de la propuesta de Acuerdo Humanitario Ya para el Chocó.

5. Igualmente nos preocupan los propósitos de la bancada de la derecha en el Congreso, quien persigue reducir a su más mínima expresión lo que queda de los Acuerdos firmados con las FARC-EP.

6. El ELN sigue firme en el propósito de lograr la solución política al conflicto, erradicar la violencia de la política y realizar los cambios básicos urgentes; objetivos en los que coincidimos con las fuerzas que en Colombia defienden la paz con trasformaciones, y nos alienta el respaldo que la comunidad internacional mantiene al logro de un país en paz y justicia social.

Delegación de Diálogos del ELN

La Habana, Primero de julio de 2018.

CI DO/CC/05/07/18/18:10

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas Noticias

To Top