Extractivas

Pueblos indígenas del Centro Oriente denuncian extractivismo en sus territorios

3 ago CI.-La Caravana Por la Vida y la Dignidad de los pueblos del Centro oriente de Colombia llegó al Departamento del Meta, municipio de Puerto Gaitán. Estuvo presente en el resguardo Indígena Sikuani “Wacoyo” y la comunidad Fundo Bonito. Allí, integrantes de diferentes resguardos indígenas presentes en la zona, expusieron  las principales problemáticas medioambientales que están afectando sus territorios.

Mario Chipiaje del resguardo indígena Iwiwi, expuso que Ecopetrol está ocupando sitios más allá de los acordados. Esto afecta gravemente tanto la autonomía como la soberanía de sus tierras y profundiza el desconocimiento sobre el departamento al que pertenecen:

“No se sabe en qué límite estamos porque el resguardo está sobre la línea fronteriza entre el Departamento de Vichada y el Meta, y sólo nos reconocen para las épocas electorales, después quedamos olvidados” expuso el líder indígena.

Por otro lado, enfrentan problemas de constantes inundaciones. Las empresas alegan que solucionar sus necesidades no es competencia de ellas sino del Gobierno, el cual amenaza a las comunidades con mandar al ESMAD.

Ignacio Gaitán, Gobernador del Resguardo Corozal y Tapojo, comentó que desde 2009 se ha exigido a las autoridades locales y departamentales la realización de una Consulta Previa con el fin de consultar a las comunidades acerca de la presencia de estas empresas y sus consecuencias en la zona.

Los participantes comentaron que todos los resguardos son víctimas del conflicto armado, aún sin haber sido reconocidos como tal por el Gobierno.

Denunciaron un hecho concreto como lo fue en el 2006 el asesinato del exgobernador del resguardo, José Galindo, en manos de los paramilitares. Estos grupos aún hacen presencia en la zona, en donde el Narcotráfico se suma a la lista de problemáticas que afectan a las comunidades indígenas.

Raúl Gaitán, delegado del resguardo Waliane, en donde está la Pacific Rubiales (actualmente Frontera Energy), denunció que han sido amenazados con panfletos que son dejados en las entradas de sus resguardos y que contienen mensajes e imágenes intimidantes.

Estos hechos han provocado constantes desplazamientos forzados de las comunidades que reclaman su derecho a la tierra y a recuperar sus tradiciones. Mauricio Rosales, consejero de Derechos Humanos de Unuma, enfatizó en que estas problemáticas provocan un desplazamiento de sus tradiciones, pues ni siquiera en el sistema educativo se emplean. A esto se suma la indiferencia del Gobierno frente a la pérdida cultural, inmaterial e histórica.

Leónidas Estrada, delegado del resguardo Vencedor Piriri, señala que se encuentran rodeados por grandes industrias petroleras como la Frontera Energy, así como de empresas madereras y palmeras. 

Estrada enfatizó en que además se enfrentan a la evangelización, la cual amenaza directamente la pérdida de sus costumbres, propias de los pueblos indígenas.

En este mismo resguardo la comunidad se está organizando para poder construir un colegio, pues el Gobierno no presenta soluciones reales.

También tienen problemas con las Entidades Prestadoras de Salud –EPS- que legitiman la tercerización de la salud en el país, ocasionando que varios indígenas hayan fallecido esperando que los atiendan.

La presencia de la industria petrolera que contamina sus fuentes hídricas también ocasiona enfermedades graves en niños y adultos, así como la ausencia de peces y el desplazamiento de muchos animales por la contaminación del aire y el ruido constante de las maquinarias.

Por otro lado, los indígenas expresaron que es tal la privatización de sus territorios, que deben sacar carnés que los identifiquen con las empresas para poder entrar y salir de sus resguardos.

Durante el encuentro también se manifestó que, ante el nuevo Gobierno Nacional, temen que el poder del Estado se sitúe del lado de los intereses de la gran industria. Sin embargo, estuvieron de acuerdo en la necesidad de continuar organizándose en torno a la defensa de su territorio.

“Debemos fortalecer el proceso organizativo interno como forma de autogobierno para garantizar los derechos y libertades de los pueblos indígenas” comentó Henry López, delegado del resguardo Unuma Bajo.

Por su parte los caravanistas continuarán su recorrido hacia el Departamento de Casanare; allí estarán en el municipio de Tauramena visibilizando las problemáticas pero también las luchas de la Unión Sindical Obrera –USO-.

 

CI JO/ND/03/08/18/8:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top