En Pie de Página

Proceso electoral y movimientos sociales en Bolivia, de cara a las elecciones de 2019

Jorge Luis Vélez Agudelo*

El 2019 será un año fundamental para la izquierda latinoamericana. La disputa electoral por el poder en Bolivia podría proveer, por un lado, una ruptura definitiva de los Gobiernos progresistas y el retorno del capitalismo desregulador. O, por el contrario, mantendrá en vigencia el proyecto del Socialismo de Estado que reformuló las históricas relaciones entre movimientos sociales y el Estado, así como las relaciones internacionales y de cooperación en toda la región.

Este texto propone una breve contextualización de la realidad boliviana de cara a las elecciones presidenciales. Para ello se realizarán 2 entregas: en la primera, se sitúa el contexto de tensión entre oficialismo y oposición ante la posible candidatura de Evo Morales, a la vez que se realiza una presentación de las encuestas, perfilando un escenario de disputa por el poder Presidencial en 2019. En la segunda, se analiza la política de nacionalización de la industria y sectores estratégicos de la economía boliviana, desde la cual, se examinan los movimientos sociales en su articulación con Evo Morales como figura central del actual proceso político en este país.

  • Camino a las elecciones

La relevancia política de los movimientos sociales en Bolivia es innegable, su capacidad movilizadora y de influir en la toma de decisiones ha permitido que el presidente Evo Morales Ayma gobierne por tres periodos consecutivos. En el mes de septiembre del presente año se adelantó un recurso legal para presentar a Morales como nuevo Candidato Presidencial, el cual fue admitido por el Tribunal Constitucional, con plazo de dos meses para dar a conocer su veredicto. En él se requirió considerar inaplicables varios artículos de la Constitución y de la Ley de Régimen Electoral; de ser aprobado el requerimiento no solo se permitirá la reelección continua del Presidente y del Vicepresidente sino también de las autoridades ejecutivas departamentales, de los asambleístas departamentales, alcaldes y concejales, lo que en la formalidad desencadenará una reforma constitucional de mayor envergadura (1).

La fuerte influencia del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos -MAS-IPSP- y de la Coordinadora Nacional para el Cambio -Conalcam- se vio interrumpida en el referendo reeleccionista realizado en febrero de 2016, solo un año y medio después de la reelección de Evo Morales en octubre de 2014 para el período 2015-2020. Dicho referéndum, convocado por los movimientos sociales de cara a las elecciones presidenciales que se realizarán en el último trimestre de 2019, dejó como resultado el triunfo del NO con el 51,31% sobre el 48.70% del SI (2).

La presentación de este recurso legal se ha visto acompañado por la convocatoria de grandes movilizaciones, por un lado, en cabeza de una heterogénea y fraccionada oposición, que reclama el respeto al referéndum realizado en 2016 y se opone tajantemente a nueva postulación de Morales; y por otro lado, por el oficialismo que reclama el derecho del Presidente a ser nuevamente Candidato, en medio de optimistas encuestas que lo darían como ganador en 2019.

El corto plazo entre la reelección de Morales y la celebración del referéndum reeleccionista, sumado a las dificultades económicas generadas por el déficit fiscal y la acusada campaña mediática en contra del Presidente (3), parecen ser algunas de las principales razones que diagnostica dicho resultado. En entrevista realizada en febrero de 2017, el vicepresidente Álvaro García Linera planteaba lo siguiente sobre el referendo realizado en 2016:

“No me sorprende el resultado del referéndum, ni me sorprende lo que pasa con las encuestas entorno a una repostulación, es normal. La gente te ha dado cinco años, si tu vienes a pedirle otros cinco años primero cumple y luego evaluando si lo que hiciste bien o lo hiciste mal te dirá ve por otros cinco años, (…) la gente no puede darte un cheque en blanco de manera indefinida. Le faltó sentido común a los compañeros de Conalcam, que fueron los que desde el movimiento social empujaron el referéndum en 2016” (Nelfi, 2017).

Por otra parte, desde los sectores de la oposición se suscribió una declaración conjunta, en la que se planteaba lo siguiente:

“El 21 de febrero de 2016 el pueblo de Bolivia se pronunció con claridad en contra del intento de una nueva postulación del Presidente Evo Morales Ayma. Por tanto, exhortamos con vehemencia a los gobernantes y a todos los funcionarios del Estado a respetar el voto del pueblo. Cualquier intento de forzar una nueva postulación del Primer Mandatario será inconstitucional y le dará la espalda a la soberanía inalienable de los bolivianos” (Mesa Gisbert, 2017).

Esta declaración fue firmada por personajes de peso como los expresidentes Carlos Mesa (2003-2005) y el vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas (1993-1997) del Movimiento Nacionalista Revolucionario -MNR-, así como por el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) de la Acción Democrática Nacionalista -ADN-. Por otro lado, figura el Alcalde de La Paz, Luis Revilla, de Soberanía y Libertad -SolBo-; el Gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas (2016-2020) del Movimiento Demócrata Social; y Samuel Doria Medina presidente del partido Frente de Unidad Nacional -UN-, estos últimos dos movimientos han generado alianza bajo la denominada Unidad Demócrata -UD.

La articulación de la oposición en un proyecto común para arrebatarle el poder a Morales es reducida, si bien el proceso adelantado en el referéndum del 2016 logró articular en una sola voz el triunfo del No, la diferencias partidistas, programáticas y personalistas vislumbran un panorama de derrota ante una posible candidatura de Evo Morales; teniendo en cuenta, además, que aunque hasta la fecha Carlos Mesa (segundo en las encuestas) ha desestimado su intención de ser Candidato Presidencial, dicha postura genera fuertes incertidumbres y podría reconfigurar el panorama electoral.

  • Lo que dicen las encuestas:

La difícil situación de la oposición boliviana solo podría ser revertida si se impide que Evo Morales sea Candidato Presidencial. Ese escenario ideal barajaría una amplia gama de posibilidades, incluso dejando al MAS bordeando los últimos puestos con David Choquehuanca, como lo reflejó una encuesta realizada en 2016.

El panorama electoral planteado por las encuestas ha cambiado radicalmente en el último año, según encuestas realizadas en 2016 por Página Siete, Evo Morales ganaría en primera vuelta, pero perdería en una hipotética segunda vuelta contra el expresidente Carlos Mesa (4). Por otra parte, en un escenario electoral sin Morales, la encuesta de Poder y Placer presentaba que Mesa lideraba “las preferencias con el 26,6%; seguido por el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, con el 13,5%. Tras ellos aparece el alcalde de La Paz, Luis Revilla (7,8%), seguido muy de cerca por el izquierdista Samuel Doria Medina, con el 7,6%. Recién en el quinto lugar aparece la alternativa oficialista, el actual canciller David Choquehuanca, con el 4,5%”.

Los sondeos de 2017 ofrecen una tendencia un tanto cambiante, según la encuesta realizada por la empresa Ipsos para Radio Televisión Popular -RTP-, el nivel de aprobación de Evo sube en siete de nueve urbes (más El Alto) donde se realizó el sondeo. “Morales registró la mayor aprobación en Cobija con 63%, El Alto con 62% y Oruro con 53%. Mostró una caída drástica en Tarija con 26 puntos menos (de 43 a 17%). En Potosí, Morales subió su nivel de aprobación de 13 a 20%. El promedio de aprobación de Morales es de 43.6% en las diez ciudades”.

Entre el mes de septiembre y octubre de 2017 las encuestas arrojan para los sectores oficialistas, siempre y cuando Evo Morales sea el candidato del MAS, un panorama bastante alentador. En estudio realizado por la empresa de marketing Captura Consulting para la revista Poder y Placer, Evo Morales tiene una preferencia del 37%, seguido por el expresidente Carlos Mesa con un 20%, apareciendo “en tercer lugar al gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas con el 10%, le sigue el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina con el 5% y en quinto lugar Jorge Tuto Quiroga con un 3%”.

Dicho sondeo también preguntó por un escenario electoral sin Evo Morales, en este se encontró que el expresidente Carlos Mesa cuenta con “una preferencia del 24%, seguido de Álvaro García Linera con el 17%, Rubén Costas en tercer lugar con el 13%, Samuel Doria Medina con el 7% y cierra Luis Revilla con el 4%”.

Si bien el análisis de las encuestas no es determinante del panorama político electoral que le espera a Bolivia en los próximos dos años, sí permite diagnosticar y analizar los movimientos del electorado y sus preferencias en la actualidad. Las dinámicas electorales de Bolivia formulan un escenario aún incierto, Carlos Mesa ha desestimado su intención de ser Candidato Presidencial, intensión que ha sido cuestionada por el Gobierno de Morales al presuponer una posible y futura postulación que lo catapulte como Candidato opositor a la vez que critica las intenciones de Morales de ser nuevamente Candidato en 2019. El protagonismo político de Mesa ha crecido por su destacado papel en la causa marítima boliviana, este fue nombrado en 2015 por Evo Morales como vocero en la demanda marítima. Por su parte, Evo Morales y el MAS buscan el recurso legal que les permita mantener el poder, en caso de que el Tribunal Constitucional no acepte el recurso legal presentado, aún se baraja las siguientes tres propuestas: “una reforma al artículo 168 de la carta magna, aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional y sustentada por la firma de al menos 20 por ciento de las personas inscritas en el padrón electoral. La segunda opción es modificar ese artículo mediante una ley adoptada en el Parlamento por dos tercios de los votos; y la tercera es la posibilidad de que el jefe de Estado renuncie seis meses antes de cumplir su mandato, que concluye el 22 de enero de 2020, y se presente a los comicios”.

Pero ante el panorama anteriormente enunciado, qué papel juegan los movimientos sociales, el déficit fiscal, la economía boliviana, los procesos de nacionalización, las políticas sociales de Morales y una creciente movilización de la oposición y del oficialismo que se toman las calles como escenario de disputa.

Estos asuntos serán analizados en la próxima entrega.

*Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia

Notas:

1- “Los legisladores explicaron a los medios que la demanda es una acción abstracta de inconstitucionalidad contra los artículos 52, 64, 65, 71 y 72 de la ley del Régimen Electoral porque, a su juicio, afectan los derechos políticos del presidente. Asimismo, la acción presentada pide que se declaren inaplicables los artículos 156, 168, 285 y 288 de la Constitución, que establecen limitaciones para la reelección no solo del presidente sino de otras autoridades como gobernadores, alcaldes y concejales y legisladores” (Agencia EFE, 2017).

2- “Los resultados finales dados a conocer por el Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia fueron los siguientes: por el “sí” votaron 2.546,135 bolivianas y bolivianos (el 48.70%), por el “no” votaron 2.682,517 (el 51.30%). El total de votos válidos fue de 95.22%, y el porcentaje de votos blancos y nulos, de 4.78% (262,267)” (Cárdenas Gracia, 2017, pág. 89).

3- Acusado de tener un hijo con su expareja Gabriela Zapata entre 2005 y 2007, y el cual habría generado prácticas de corrupción entre el gobierno y la empresa china CAMC de la cual Zapata era generante comercial. Finalizado el proceso electoral se demostró que el supuesto hijo de Morales no existía y las acusas de corrupción no vinculaban a Morales.

4- La encuesta realizada por Pagina Siete no se realizó en el área rural, en la cual Evo Morales tiene una alta receptividad y en donde obtiene un apoyo mayoritario (Agencia EFE, 2016).

Referencias

Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina. (18 de 10 de 2017). Tribunal boliviano emitirá en diciembre fallo sobre postulación. Obtenido de http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=124788&SEO=tribunal-boliviano-emitira-en-diciembre-fallo-sobre-postulacion

Agencia EFE. (13 de 11 de 2016). Evo Morales perdería las elecciones contra Mesa si concurre en 2019, según un sondeo. Obtenido de https://www.efe.com/efe/america/politica/evo-morales-perderia-las-elecciones-contra-mesa-si-concurre-en-2019-segun-un-sondeo/20000035-3095441

Agencia EFE. (19 de 09 de 2017). Obtenido de El partido de Evo Morales pide anular las normas que impiden su reelección: https://www.efe.com/efe/america/politica/el-partido-de-evo-morales-pide-anular-las-normas-que-impiden-su-reeleccion/20000035-3383130

Agencia EFE. (14 de 10 de 2017). El oficialismo boliviano le pide a Mesa renunciar a ser el portavoz de la causa marítima. Obtenido de https://www.efe.com/efe/cono-sur/politica/el-oficialismo-boliviano-le-pide-a-mesa-renunciar-ser-portavoz-de-la-causa-maritima/50000818-3407856

Cárdenas Gracia, J. (2017). Informe sobre el referéndum boliviano de 2016. Boletín Mexicano de Derecho Comparado, XLX(148), 81-112. Obtenido de http://www.redalyc.org/pdf/427/42749954003.pdf

Correo del Sur . (18 de Abril de 2017). Encuesta: Evo sube nivel de aprobación en 7 urbes. Obtenido de http://correodelsur.com/politica/20170418_encuesta-evo-sube-nivel-de-aprobacion-en-7-urbes.html

El Deber. (19 de 10 de 2017). ¿Carlos Mesa, candidato? Obtenido de http://www.eldeber.com.bo/opinion/Carlos-Mesa-candidato-20171018-0076.html

Eldeber.com.bo. (13 de 10 de 2017). Encuesta: Evo tiene una intención de voto del 37%. Obtenido de http://www.eldeber.com.bo/bolivia/Encuesta-Evo-tiene-una-intencion-de-voto-del-37-20171013-0028.html

Emol.com. (04 de 08 de 2016). Bolivia: Encuesta presidencial vaticina triunfo de la oposición si Evo Morales no repostula. Obtenido de http://www.emol.com/noticias/Internacional/2016/08/04/815808/Bolivia-Lideres-opositores-se-imponen-en-encuesta-sobre-eleccion-presidencial.html

Mesa Gisbert, C. D. (12 de 04 de 2017). Declaración Conjunta en Defensa de la Democracia y la Justicia. Obtenido de https://carlosdmesa.com/2017/04/12/declaracion-conjunta-en-defensa-de-la-democracia-y-la-justicia/

Nelfi, F. (14 de 02 de 2017). ELDEBER.com.bo. Obtenido de García Linera dice que “fue una locura política” el referéndum de 2016: http://www.eldeber.com.bo/bolivia/Garcia-Linera-cree-que-fue-una-locura-politica-el-referendum-de-2016-20170214-0018.html

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top