Derechos Humanos

Policía ataca a ciudadanos de Sucre mientras ellos se disponían a negociar

16 nov. CI.- Desde hace varios días la comunidad de la Unión, en el Departamento Sucre, realiza una protesta contra la empresa canadiense de exploración y producción de gas y petróleo Canacol Energy. Según habitantes de la región, Canacol ha incumplido varias obligaciones sociales y medioambientales con la región, lo que obligó a la comunidad a protestar.

En horas de la tarde de ayer, mientras las Juntas de Acción Comunal, los Cabildos, el Alcalde del Municipio la Unión y la ciudadanía se reunían en la Mesa de Negociación para resolver dicha protesta; miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad- atacaron los diferentes sitios de concentración y dejaron un saldo de siete personas capturadas y una mujer herida.

Lo que debía ser una negociación o proceso de conciliación convocado por la Alcaldía, fue aprovechado por la Policía para agredir a las personas que protestaban en diferentes sitios. Cuando el grupo de personas negociadoras de la comunidad se enteró de los hechos, la Alcaldía ordenó suspender la negociación.

Las y los detenidos fueron llevados a la Estación de Policía en la Unión, sitio al cual llegaron más tarde miles de manifestantes exigiendo la liberación de los mismos.

Un habitante de la región que pidió no publicar su nombre contó que a este sitio llegó otro grupo del Esmad, proveniente del cercano Municipio de Sahagún, Córdoba, el cual lanzó gases lacrimógenos.

¿Por qué protesta la Unión?

La empresa canadiense Canacol Energy les incumplió a los habitantes de la región: desde el año 2015 se comprometió a contratar mano de obra no calificada del mismo territorio pero ha traído a foráneos. Esta multinacional tampoco ha cumplido con su responsabilidad de realizar inversión social y recuperación medioambiental en la región.

“Exigimos que se nos tenga en cuenta, ya que sufrimos los mismos impactos ambientales, por lo tanto somos área de influencia”, reclaman. Además, exigen participación laboral, inversión social, arreglo de vías y proyectos productivos, entre otros aspectos. La comunidad también denuncia el abandono por parte del Gobierno Nacional.

Miembros de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo -USO- apoyan a la comunidad en sus demandas. Uno de los sindicalistas señaló que “esta es una de las nuevas formas de cómo actúan las multinacionales de petróleo y gas en nuestro territorio: enmascaran los rostros del personal de seguridad para amedrentar a los trabajadores y campesinos”.

Esta región donde confluyen Sucre y Córdoba desde hace un poco más de 30 años era ganadera y agrícola. En estas tierras se dieron las luchas campesinas de las décadas de 1970 y 1980.

Por esa zona pasa el Oleoducto Caño Limón-Coveñas y hay puntos de rebombeo de petróleo y explotación de gas. Desde hace unos años, la explotación de hidrocarburos trajo la temida sísmica; por ende, se incrementaron las afectaciones sociales y medioambientales.

Irónicamente, la página web oficial de Canacol señala que “CANACOL ENERGY COLOMBIA SA, en el desarrollo de sus actividades de exploración y producción de hidrocarburos asume proyectos, actividades y operaciones asegurando la satisfacción completa de los accionistas, en un ambiente sano y seguro para sus empleados, contratistas y comunidades vecinas, protegiendo las características socio ambientales de nuestras áreas de operación y promoviendo un desarrollo sostenible”.

CI FC/PC/16/11/17/09:20

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top