Nuestra América

[Paraguay] La justicia confirmó las condenas de 11 campesinos por la masacre de Curuguatay

1 jun. Por Brasil de Fato*. La Cámara de Apelaciones de Salto del Guairá, al este de Paraguay, confirmó las condenas contra 11 campesinos, emitidas en julio de 2016 por la masacre de Curuguaty, la cual dejó 17 muertos en 2012 y causó la destitución del entonces presidente Fernando Lugo.

Según el abogado responsable del caso, Jorge Bogarín, la Cámara de Apelaciones admitió el recurso presentado por la defensa de los condenados, pero decidió no aceptarlo, por eso la sentencia dictada en julio de 2016 contra los acusados “fue confirmada en todas sus partes”.

Esa sentencia condenó a penas de entre 18 y 30 años de prisión a cuatro de los campesinos acusados, que están detenidos preventivamente en la prisión de Tacumbú, en Asunción: Néstor Castro, Arnaldo Quintana, Rubén Villalba y Luis Olmedo. Además de eso, condenó a tres años de prisión a tres mujeres, Lucía Agüero, Fany Olmedo y Dolores López, las cuales cumplen la pena en casa por cárcel. Los otros acusado, Felipe Benítez, Alcides Ramírez, Juan Carlos Tillería y Adalberto Castro, fueron condenados a 4 años de prisión, pero acabaron siendo liberados porque ya cumplieron su pena durante el tiempo que pasaron detenidos aguardando la fecha del juicio entre 2012 y 2016.

Al respecto, Bogarín lamentó la decisión de la Cámara de Apelaciones y destacó que “había esperanzas de conseguir derogar una sentencia infundada y con muchas deficiencias”. “En la sentencia por el caso Curuguatay existieron numerosas circunstancias que llevarían a la anulación del proceso, como la manipulación de la escena del crimen, pero estas no fueron analizadas por la Cámara”, declaró el abogado.

El abogado también criticó el hecho de que la Cámara de Apelaciones se demoró diez meses para tomar posición sobre el recurso de apelación, cuando la ley paraguaya establece un plazo máximo de 30 días. “Esta demora conspira contra la justicia, porque la justicia que llega tarde no es justicia. Las dilaciones judiciales son un verdadero flagelo que mina las bases de la instituciones democráticas, y es la materia pendiente del Poder Judicial si este quiere recuperar su credibilidad”, afirmó.

Bogarín dijo que los campesinos condenados están “decepcionados” con la decisión de la justicia. Los abogados se reunieron con los otro cuatro condenados que están en la prisión de Tacumbú para avalar cuales serán las próximas acciones. Entre ellas, un posible recurso extraordinario de casación a la Corte Suprema de Justicia -CSJ-. Si la decisión de la CSJ también confirma la sentencia, Bogarín dice que la defensa no descarta recurrir a los tribunales internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El caso

El caso de Curuguatay, una localidad que queda al este de Paraguay, se refiere a una operación realizada el 15 de junio de 2012 por cientos de policías, que consiguieron desalojar a cerca de 70 campesinos de las tierras que habían ocupado para pedir la reforma agraria.

Durante este desalojo ocurrió un tiroteo en el cual murieron 11 campesinos y 6 policías, pero el Ministerio Público de Paraguay no analizó las muertes de los trabajadores rurales. La masacre de Curuguatay sirvió de base para que el Partido Colorado, que en aquella época lideraba la oposición política del país y ahora lo gobierna, impulsara el golpe de Estado contra Fernando Lugo en un proceso de impeachment tachado de irregular por instituciones como Mercosur y la Unión de Naciones Suramericanas -Unasul-.

Traducción: Colombia Informa.

BdF DM/1/6/17/13:10

 *Brasil de Fato -BdF- es un portal de noticias orientado a cubrir procesos políticos, sociales, económicos y culturales a partir de una visión popular de Brasil y del mundo. Nota original: https://www.brasildefato.com.br/2017/05/31/justica-confirma-penas-para-11-camponeses-acusados-por-massacre-de-curuguaty/

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top