Opinión

[Opinión] Producto de la guerra

29 ene. CI.- Cincuenta años pueden ser muy significativos: medio siglo, bodas de plata o tiempo de guerra en Colombia. No obstante, aunque fuesen actores del conflicto, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC- (ahora partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) decidieron apartarse del camino de la guerra e ir por la vía diplomática.

Por Jorge Zalapata*. Las FARC se desarman y la gente los ataca. ¿Por qué, si salimos de un conflicto, hay que agredir o buscar provocar otro? ¿Acaso los tiempos de guerra moldearon la manera violenta de resolver nuestros problemas? ¿No es más oportuno encontrar otros medios para dar solución a los desacuerdos en vez de agredir a un grupo y a sus familias?

La diferencia no debería ser condenada. En la evolución, las mutaciones o rasgos que nos hacen distintos -inclusive- pueden llegar a convertirse en una virtud. Es necesario plantear o replantear, según el caso, respuestas a los problemas actuales y futuros sin utilizar el sendero de la violencia.

Esto apoyado de una mirada desde otra perspectiva, puede forjar nuevas herramientas a través del pensamiento analítico y humanístico.

Decía el poeta, novelista, dramaturgo, político y periodista británico Edward Bulwer-Lytton que “la pluma es más poderosa que la espada”. Es decir, no hay arma más poderosa que la palabra. Entonces, ¿cuál es el afán de disparar hasta aniquilar al contrario?

No comparto o justifico la cosmovisión anterior de las FARC -la de las armas o la violencia- pero apoyo por completo su iniciativa de participar a través de un proceso democrático y de una reinclusión a la vida ciudadana, con respeto. Ya sea en el campo o en la urbe.

Recientemente se publicó una crónica audiovisual titulada Después de la guerra que exhibe el proceso inserción a la vida civil:

La Doctrina Damasco, conductora de las operaciones del Ejército colombiano, coincide en algunos de los rasgos con el fascismo que advirtió el escritor, filósofo y profesor de universidad italiano Umberto Eco:

  • Exaltación de la tradición
  • Rechazo del pensamiento crítico (Obediencia irreflexiva)
  • Culto de la acción por la acción
  • Heroísmo, culto a la muerte a justificación del nacionalismo
  • Y por último y no por eso el menos importante principio de guerra permanente

Esta fue presentada el 5 de agosto del 2016. ¿Quién se prepara para la guerra en tiempos de paz? Los recursos invertidos en la reestructuración del Ejército bien podrían ser invertidos en aspectos de salud, educación o en investigaciones.

CI JP/PC/29/01/18/18:00

* Jorge Zalapata es estudiante de Derecho en la Universidad Santo Tomás, Bucaramanga, y de Trabajo Social en la Universidad Industrial de Santander.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top