Géneros

“¡Nos sentimos amenazadas!”: Futbolistas de selección Colombia denuncian discriminación

2 mar. CI.- Así fue la denuncia en el video que publicaron Melissa Ortiz e Isabella Echeverry. Desde su cuenta de Instagram, las dos jugadoras que participan en el fútbol internacional, invitaron a otras mujeres a sumarse en contra de la corrupción y el maltrato en el fútbol femenino.

Las deportistas de la Selección Colombiana de Fútbol advierten en las redes sociales sobre las condiciones deficientes y el trato discriminatorio por parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).

Dicen que esperan crear conciencia en Colombia y mejorar el equipo nacional para las generaciones futuras. “Nos sentimos amenazadas”. “No nos pagan”, dijeron en un video publicado en Instagram. “No hay vuelos internacionales. Los uniformes son viejos. La Federación ha cortado jugadoras por hablar”. Añadieron: “Ya no tenemos miedo. Estamos aquí para hablar”.

En una entrevista telefónica con The Associated Press, Ortiz dijo que ella y Echeverri asumen las consecuencias de hablar abiertamente, aunque esto signifique no volver a ser convocadas al seleccionado en el futuro.
“Creo que todas nosotras siempre hemos querido decir algo. En lo personal tengo mucho que decir, e Isabella, también. (…) Pero siempre hemos estado asustadas porque luego vas a ser excluida de la Copa del Mundo o de la lista olímpica”, dijo Ortiz.

Selección Colombiana de Fútbol Femenino

Las denuncias no son casos aislados o fenómenos recientes. En 2016, 21 integrantes de la selección enviaron una carta a Álvaro González Alzate, Vicepresidente de la FCF. Al respecto denuncian “Nos hemos inspirado en un montón de cosas diferentes que tuvieron un efecto de bola de nieve y nos dieron ganas de hablar. Si no somos nosotras, ¿quién? y si no es ahora, ¿cuándo?”.

Más casos de discriminación

Este capítulo del fútbol femenino se desenvuelve en diferentes tramas, y todas, con polémicas complejas. A finales del año pasado, el propietario de Deportes Tolima y Exsenador de la República, Gabriel Camargo, dijo que el fútbol femenino en Colombia es un “caldo de cultivo para el lesbianismo” y acusó a las jugadoras de no comportarse profesionalmente y beber demasiado alcohol. Referenciando a las mujeres de la plantilla del Huila, quienes días antes lograron ser campeonas de la máxima competición en Sudamérica, la Copa Libertadores Femenina.

A pesar de las disculpas posteriores de Camargo, la Federación no ha investigado ni sancionado el hecho.

El Caso de la Sub-17

A su vez, esta semana dos integrantes de la selección Colombia sub-17 se unieron a las denuncias por acoso sexual y laboral durante las concentraciones previas al mundial de Uruguay, disputado en noviembre del 2018. González Alzate, afirmó: “Para mí, es sólo un afán desmedido de figuración y protagonismo inmerecido”

Posteriormente la Federación publicó un comunicado que, entre otras cosas, parece ir en contra de las declaraciones de González.

Postulación al Mundial en medio de desigualdad

En 2017, la Federación y Liga Profesional Dimayor comenzó una liga profesional femenina en Colombia que jugará su tercera temporada este año. Cabe aclarar que la participación de los equipos en esta liga es opcional, que sólo se juega durante un semestre al año y que los salarios y patrocinios de las filiales femeninas de los equipos son drásticamente menores al del fútbol masculino.

Gonzalez Alzate declaró en rueda de prensa la semana pasada que “dedicaremos la atención a selección Sub15, Sub17 y Sub20 para proyectar el futuro del fútbol colombiano, y queremos pasar la página de las mayores de 25 años” en evidente retaliación por las denuncias hechas por las futbolistas profesionales. Al respecto, las futbolistas ya habían aclarado: “Le dije (a Ortiz) que las cosas pueden empeorar”, dijo Echeverri, “y que es hora de que alguien se levante y diga la verdad sobre el equipo nacional femenino en Colombia”.

Muchas personas coinciden en que es es una paradoja que por un lado la FCF quiera solucionar los casos de abuso y desigualdad  y a la vez excluya a a las jugadoras denunciantes, sin hacer un mínimo de autocrítica o transformación al interior de la Federación Colombiana de Fútbol. Algunas de las críticas coinciden en que la Federación está promoviendo el mensaje  que es mejor quedarse callado (y callada en este caso) frente a las injusticias y abusos. La FCF, la misma que ha guardado silencio sobre los casos de misoginia y abuso, postuló a Colombia como sede del Mundial Femenino en 2013.

CI AR/YA/FC/02/03/2019/08:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top
Ir a la barra de herramientas