Géneros

“Nombrar lo innombrable”: mujeres del Huila contra las violencias, construyendo paz

Las distintas formas de violencias hacia las mujeres, los mecanismos de protección y las construcciones de paz desde el territorio fueron los ejes abordados en Neiva en el marco del a Campaña Permanente Por el Derecho a Existir, Pensar y Decidir. La jornada de debate y reflexión se realizó el pasado 24 de septiembre y fue convocada por la Confluencia de Mujeres para la Acción Pública de esa ciudad.

“La paz no es una sola, tiene diferentes matices y colores”, afirmaron las mujeres en el taller “Sin callar, juntas por la paz” realizado en las instalaciones de la Universidad Surcolombiana. Hasta allí llegaron mujeres de diferentes edades, cuerpos, voces, profesiones, asentamientos y barrios, para sumarse a un espacio que, además de tejer la palabra de las mujeres neivanas, buscó seguir dinamizando alternativas en torno a las violencias que hoy se hacen más evidentes en el territorio opita. El taller inició con una mística de presentación y continuó con una puesta en escena con elemento que generalmente rodean la vida de las mujeres, como símbolos para perpetuar aún más las violencias y la sumisión.

Las mujeres asistentes recorrieron el espacio y dejaron que por sus ojos pasaran algo más que símbolos. Por allí iban pasando sus historias, sus dolores, sus desamores, sus alegrías, sus miedos, sus silencios, pero también sus resistencias.

Entre rostros pensativos, inquietos y ávidos de ser escuchados, se desarrollo la actividad. “Fueron saliendo palabras para nombrar lo innombrable, fueron saliendo palabras para denunciar las diversas violencias que por el solo hecho de ser mujeres se deben sufrir, fueron saliendo gritos de emoción porque no debe entenderse como una obligación la servidumbre y la humillación; poco a poco se dejó al descubierto todo un sistema que reproduce relaciones de poder, dominación y explotación”, expresaron desde la Confluencia de Mujeres, organizadoras de la actividad.

A través de la sororidad, la alegría y la hermandad que caracteriza los espacios de construcción de las mujeres, se identificaron y denunciaron los tipos de violencias que han vivenciado y a los que siguen resistiendo las mujeres, y se explicaron de manera detallada las leyes que existen en el país para dejar de manifiesto que, jurídicamente, las mujeres también son violentadas: “Existen miles de trabaja para acceder a la justicia cuando de violencia hacia las mujeres se trata”, manifestaron las participantes.

Ya finalizando el evento se realizó una mandala, como forma de acción pública en el ágora de la Universidad. Allí las mujeres se abrazaron, cantaron y gritaron que, desde diversos espacios y momentos, desde sus vidas, desde sus asentamientos, barrios o casas, han venido construyendo paz, mundo y país, pensando siempre en una vida digna y libre de violencias para las mujeres. “Quedamos amorosamente comprometidas a seguir generando espacios de encuentro y transformación para seguir gritando “sin callar, juntas por la paz”, afirmaron las organizadoras.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top