Medios de comunicación

Peligros de la Ley TIC

10 dic. CI.- En el congreso colombiano avanza el proyecto de ley que debilitaría la radio y televisión pública. Resta autonomía y facilita al gobierno control total. Hasta ahora en el primer debate pasó sin que las voces de la oposición fueran tenidas en cuenta y lo que es peor atacando las voces críticas como le ocurrió al periodista Santiago Rivas, cuyo premiado programa televisivo “Los Puros Criollos” estaría en riesgo tras cuestionar los planes del gobierno Duque.

La Ley Tic pretende unificar todos los medios de comunicación (radio y televisión) y generar unas nuevas reglas para los medios digitales. Para esto, el gobierno colombiano crearía una única institución que se encargaría de vigilar la aplicación de esta Ley Tic o también llamada Ley de Regulador Convergente. Igualmente, el gobierno buscaría generar y fortalecer la infraestructura para mejorar las comunicaciones en todo el país.

El Presidente Duque ha insistido al Congreso colombiano para que agilicen su aprobación, haciendo un llamado de urgencia para su trámite.

Uno de los problemas es que el gobierno no ha tenido en cuenta a personas expertas en los temas tecnológicos ni a comunicadores sociales. Menos aún, a las comunidades. “No es cierto que el gobierno de Iván Duque y su Ministra de TIC , Sylvia Constain hayan consultado con los Pueblos Indígenas”, denunció la Organización Nacional Indígena de Colombia -Onic-

La gravedad de esta ley es que el gobierno tendría un poder absoluto sobre los medios de comunicación públicos como la televisión, la radio y los medios digitales. A la par, controlaría la escogencia de los funcionarios que estarían al frente de esta entidad.

En Colombia, la Agencia Nacional de Televisión –ANTV- está encargada de las técnicas y contenidos, de la regulación de los productos audiovisuales, de fomentar la industria y asuntos importantes como los relacionados con las concesiones. Esta entidad posee cierta independencia en relación con el gobierno de turno, aunque èste deba garantizar los recursos económicos. Esto ha permitido que los canales de radio y televisión pública desarrollen programas que no tienen que mantener una agenda dependiente, ni afín con el gobierno.

La Ley Tic o Ley de Regulador Convergente busca desaparecer la ANTV y entregar sus funciones a la nueva entidad que sería controlada por el gobierno del presidente Duque y sus aliados de extrema derecha.

La nueva oficina reguladora tendría cinco miembros, de los cuales dos los elegiría el Presidente. Los demás, estarían manejados por el gobierno. Esto significa en la práctica, ninguna autonomía ni independencia de este organismo. De esta forma, sería Duque quien decidirá que aparece en la radio y en la televisión pública. Esta comisión también decidiría sobre qué contenidos pueden aparecen en internet.

Al respecto la representante Ángela María Robledo dijo:

“Ley Tic de Iván Duque es radiografía de su gobierno: concentración de poder y corporativismo. Quiere eliminar la autónoma ANTV para que solo MiniTIC pueda expedir, revocar y renovar licencias de medios, pudiendo censurar o beneficiar negocios con criterio político”.

De aprobarse esta ley, los cinco miembros que conformen esta comisión reguladora solo podrían ser ingenieros, abogados o economistas. Personas pertenecientes al conjunto de la sociedad, realizadores, quienes trabajan en la cultura, comunicadores, entre otros quedarían por fuera de hacer parte de la comisión.

A pesar de los alcances que tendría esta ley, arrancó en el congreso colombiano sin tener en cuenta las voces de la oposición. La Representante de la Colombia Humana, María José Pizarro denunció que le negaron varias veces la palabra. Además señaló que no han tenido en cuenta la propuesta de los sectores de oposición que propone que esta ley sea socializada al conjunto del país.

También denunció esta bancada, que quienes serán beneficiados con este proyecto de ley serán los medios privados como Caracol, RCN, Claro, Movistar, entre otros. Incluso explicaron que varios de los senadores y representantes afines al gobierno, han sido financiados por estos medios privados en sus campañas.

🔴EN VIVO🔴 Grave situación con la oposición en el Congreso, no tenemos garantías

Publicada por María José Pizarro en Martes, 4 de diciembre de 2018

¿Y el dinero como quedará?

Hasta ahora se han destinado recursos para los contenidos de televisión y radio y para la construcción de la infraestructura necesaria. Con la Ley TIC no sería claro dónde quedaría el dinero. En la actualidad es posible hacer un seguimiento sobre en qué se invierten los dineros, pues se separan para contenidos y para infraestructura.

De esta forma la televisión y la radio pública no podría crecer y lo más grave; se quedaría sin recursos para garantizar los contenidos, lo cual repercutirá en un empobrecimiento de los medios públicos regionales y nacionales.

El gobierno preferiría invertir estos recursos en tecnología para todo el país, sin embargo, es evidente que aunque, la tecnología es importante no tendría sentido sin una realización de contenidos de calidad. La reducción de recursos podría generar que la radio y la televisión pública desaparecieran totalmente. De otro lado, el gobierno con un control total de los medios públicos podría usarlos como su oficina de prensa o destinar recursos con realizadores afines a los intereses del gobierno y sus amigos.

Ley TIC: Negocio para los privados

La nueva ley entregaría licencias hasta por 30 años a las empresas privadas. Esto no solo permitiría una mayor concentración de los medios en Colombia, sino que habría menos recursos para los medios públicos.

Con la nueva ley no sería claro que dinero entregarán los medios privados para financiar la radio y la televisión pública. En el proyecto de ley los privados podrían dar infraestructura en sitios distantes del país. De esta forma ellos instalarán donde les convenga, habría escasos controles del Estado.  La radio y la televisión pública verían disminuidos sus recursos. Las comunidades solo verán y escucharán lo que desde los privados definan o lo que sea de interés al gobierno.

Publicada por León Fredy Muñoz Lopera en Jueves, 6 de diciembre de 2018

Persecución a quien piense distinto

La cancelación del programa de televisión colombiano “Los Puros Criollos” que aparecía en la televisión pública y que había ganado varios premios nacionales e internacionales es otro episodio de castigo del gobierno a quien piense o diga algo distinto.

#LoCriolloNosPertenece así no se da un debate de altura.

Publicada por Santiago Rivas Camargo en Viernes, 7 de diciembre de 2018

El periodista y realizador de “Los Puros Criollos” Santiago Rivas ha sido un duro crítico de la ley TIC. La consecuencia fue que el programa estaría en duda para volver a ser transmitido horas después de que el periodista apareciera explicando los peligros de esta ley en el espacio de opinión del Espectador “La Pulla”.

Sin embargo, este no es el único caso en el cual castigan en Colombia la libertad de expresión de quien cuestione las decisiones del gobierno de Iván Duque ni de la bancada dirigida por el ex presidente Álvaro Uribe. Desde la llegada del actual gobierno se incrementó la represión a las protestas, buscaron que Cine Colombia sacará de cartelera el documental sobre el proceso de paz con las Farc, llamado “La negociación”. Continúa la persecución contra líderes y lideresas sociales, al punto que varios han sido encarcelados o asesinados, o incluso las amenazas de judicialización contra quien critique al grupo Aval (Conglomerado de bancos) pertenecientes al multimillonario Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Lo sorprendente es que a pesar de la importancia de esta ley para el futuro de los medios públicos y privados existe un silencio generalizado.

CI FC/FC/10/12/18/09:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top