América del Norte

Las implicaciones de la victoria de Donald Trump en las presidenciales de Estados Unidos

9 nov. CI.- A la media noche del pasado martes se conoció el resultado de las elecciones presidenciales de una de las naciones más poderosas del mundo, hecho que no pasó desapercibido en ninguna redacción periodística del mundo. La victoria del magnate Donald Trump sorprendió tanto como la del No en el plebiscito del 2 de octubre o el Sí en el Brexit, dejando muchas dudas sobre la legitimidad del voto como sinónimo de democracia, sobre las firmas encuestadoras y sobre la composición del público electoral.

Para comprender los alcances de la decisión de los norteamericanos, conozcamos algunos rasgos del sistema electoral del país del norte y las consecuencias inmediatas para Colombia y el mundo.

El modelo electoral

En Estados Unidos, el candidato que recibe más votos no es necesariamente quien gana las elecciones. Esta mañana anunciaron que Hillary Clinton ganó el “voto popular”, es decir, recibió 59,238,524 votos y Donald Trump 59,088,024, lo mismo que pasó en las elecciones de 2000 cuando Al Gore obtuvo el voto popular y George W. Bush las elecciones.

Este mecanismo se debe al llamado colegio electoral, que es el cuerpo decisorio en las elecciones presidenciales compuesto por 538 electores, número que corresponde a cuántos miembros hay del Senado, Cámara de Representantes, más tres electores de Washington D.C. Cada estado tiene un número de electores y quien gana el voto popular en los estados recibe todos los votos electorales de este estado. Los estados que generalmente determinan los resultados de las elecciones, que varían entre republicano y democrático, son Florida, New Hampshire, Ohio, Iowa, Pennsylvania, Colorado y North Carolina. Por ejemplo, en 2012 Obama ganó en Florida y Iowa; este año Trump ganó estos estados y por ende las elecciones.

Panorama internacional

La victoria de Trump viene en el marco de una derechización política global. Este año hemos asistido a la victoria de Mauricio Macri en Argentina, la victoria del “Brexit”, la destitución de Dilma Rouseff, la victoria del “No” en el plebiscito y los múltiples intentos al golpe en Venezuela. Estas distintas expresiones de la derecha han podido canalizar la desesperanza de las masas que están sufriendo las consecuencias económicas y sociales de la política neoliberal y por el otro lado las experiencias muestran la incapacidad de la izquierda de responder a este descontento y presentar soluciones viables.

El voto de los ‘blancos’

Según encuestas de salida realizadas por CNN, 58% de las personas blancas votaron por Trump mientras 88% de las personas negras votaron por Clinton, además del 65% de las personas latinas encuestadas votaron por la exsecretaria de Estado. Dentro de las personas blancas encuestadas, el 49% de las personas blancas con títulos universitarios y 67% de personas blancas sin título universitario votaron por Trump.

Así que la base fundamental de Trump fue la clase obrera blanca, un sector que ha visto pérdidas significativas desde la recesión económica en 2008, que además expresó un descontento con la situación económica en el país debido a su participación en los tratados de libre comercio que han finalizado la muerte lenta de la industria en EEUU y han visto que ya no hay inversión en el campo sino al sector tecnológico en Silicon Valley y las grandes ciudades.

Racismo y odio

Trump anunció su candidatura para presidente con un compromiso que iba a deportar 11 millones de migrantes indocumentados y que iba construir un muro sobre la frontera con México, pagado por el gobierno de México. Su discurso xenófobo solo seguía intensificando desde ahí, llamando a que el país cerrara las fronteras a personas musulmanas.

Por ahora hay incertidumbre de si va a cumplir con estas promesas, Trump nunca ha ocupado un cargo público entonces hay poca que puede revelar cómo va a comportar con el cargo de presidente. Además, muchas cosas que dijo no podrían ser aterrizadas por ejemplo el presidente de México Enrique Peña Nieto ya declaró que México no pagaría por un muro entre las dos naciones.

Lo que es cierto es que la victoria de Trump movilizó una base de personas que sentían rabia, odio y frustración al sistema democrático en EEUU y en Trump vieron alguien que no iba a respetar las reglas y rompería con la lógica política de siempre. En Clinton vieron alguien del establecimiento democrático que no haría los cambios para salir de la crisis. Estas personas también se movilizaron a base del odio, racismo, sexismo, homofobia, xenofobia y la victoria de Trump da poder a estas ideologías y creencias. Como se vio en Reino Unido pos-Brexit, lo seguro es que habrán ataques de odio y represalias contra los grupos marginalizados.

Esperanza

Aunque los resultados dan una panorama bastante pesimista, la respuesta a los resultados en algunas partes del país ha sido la movilización. Hoy miles de estudiantes del colegio salieron de clase a las calles en las ciudades de Phoenix, Arizona y Berkeley, California y en Nueva York y otras grandes ciudades están realizando manifestaciones esta noche, todas en rechazo a la victoria de Trump y su política nefasta.

CI ZP/MP/09/11/16/19:00

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Conozca el polémico gabinete de Donald Trump – Colombia Informa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top