Medio Ambiente

La ganadería arrasa con los bosques de Antioquia: queda solo el 39%

1 mar. CI.- Antioquia es una de las regiones con mayor biodiversidad de Colombia pero al mismo tiempo es el Departamento con mayor producción ganadera del país. La riqueza agropecuaria ha sido en detrimento de los recursos naturales de la zona, con una tendencia arrasadora y creciente que ha dejado a la región con menos de la mitad de los bosques que la conformaban.

El Observatorio de Bosques de Antioquia lanzó un libro que presenta el estado actual del bosque andino y los retos para su conservación; en éste se da cuenta de la pérdida masiva de recursos naturales ante la creciente actividad ganadera, incendios forestales y extracción maderera.

En 1990 esta zona contaba con 2,7 millones de hectáreas boscosas, en 2015 la cifra se redujo a 2,2 millones. Actualmente solo quedan poco más de 500.000 hectáreas; es decir, el 39% de la cobertura original.

A comienzos de esta década -cuando más de 170 instituciones firmaron el Pacto por los Bosques- la deforestación era de 25.000 hectáreas al año y después del pacto se redujo a 19.000 entre 2013 y 2014. Sin embargo, en los últimos años la deforestación volvió a aumentar drásticamente.

Al mismo tiempo, el área del campo aumentó de 3,98 millones de hectáreas a 4 millones solamente en un año (2015-2016). Cada vez se talaron más bosques para dar espacio al campo. A pesar de esto, tan solo el 15,5% de este espacio se utiliza para labores agrícolas mientras que el 72,4% es destinado a la ganadería.

Antioquia es el mayor productor de carne y leche del país, con 2.700.000 cabezas de ganado. También tiene una tasa de deforestación más alta que la del promedio nacional. De acuerdo con el Observatorio, solamente el 5% del bosque antioqueño sigue intacto. De las 63 áreas protegidas, 40 tienen algún grado de deforestación.

Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura -FAO- realizó un estudio en el que encontró que la excesiva cría de ganado ha derivado en la erosión de los suelos y la deforestación, causando importantes daños ambientales como la extinción de cientos de especies animales y vegetales a nivel mundial. En el informe de dicho estudio la FAO declaró que la ganadería produce más gases invernaderos que todos los medios de transporte del planeta juntos.

Se estima que las emisiones de la industria alimentaria se reducirían casi dos tercios si todas las personas del mundo se volvieran vegetarianas. Quizá el vegetarianismo suena como una idea imposible en un país que solo en 2017 consumió 60 kilos de carne de res, pollo y cerdo por habitante, según las cifras de la Federación Colombiana de Ganaderos.

Pese al costo ecológico de su producción, el consumo de carne va en aumento. El crecimiento de la población ha elevado el consumo mundial de carne en más de un 500% entre 1992 y 2016 y es probable que esta trayectoria continúe en el futuro. La FAO proyecta que crecerá 73% de aquí a mediados de este siglo.

Con el crecimiento de la producción ganadera veremos el crecimiento de la deforestación, sobre todo en Antioquia. A parte de las especies de orquídeas, palmas, felinos y cientos más que corren el riesgo de extinguirse junto a los bosques andinos, el agua que se genera en estos territorios también está en peligro. El investigador Daniel Carrascal Ruiz explica que “ya podemos observar cambios como déficit hídrico, en tiempo seco, debido a la desaparición de humedales”.

El 100% del agua que se consume en Medellín y en todo el Valle de Aburrá llega desde estos bosques. Perder los bosques no tendría únicamente repercusiones ambientales sino también sociales debido a las consecuencias que esto acarrearía a la capital antioqueña.

CI MM/PC/01/03/18/8:00

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top