Pueblos

Juventud de Cúcuta rechazó la ineficiente gestión gubernamental

4 sep CI.- La movilización juvenil en Cúcuta (Norte de Santander) ha venido aumentando como consecuencia de los estragos de la corrupción, el conflicto armado y el abandono estatal en el que tienen sumida a la región desde hace décadas.

En el Catatumbo, el Gobierno sólo sabe responder reforzando la militarización, convirtiéndola así, en una de las zonas más militarizadas del país y en donde constantemente se presentan secuestros y asesinatos de líderes sociales a plena luz del día.

Además, se le suma la emergencia por la ola invernal que azota a esta zona del departamento, dejando cientos de familias damnificadas, las cuales el Gobierno continúa ignorando.

En la ciudad el panorama no es diferente. El microtráfico se lo disputan bandas paramilitares quienes también controlan la trata de blancas y el contrabando en la frontera.

La Alcaldía y la Gobernación tienen escándalos y destituciones por corrupción y paramilitarismo. Con la crisis migratoria de Venezuela, la crisis humanitaria en la ciudad se ha agudizado, evidenciando de manera internacional la ineficiencia e inexistencia de políticas estatales que atiendan problemáticas sociales como la extrema pobreza y desigualdad en el país.

Por este motivo, cientos de jóvenes han decidido movilizarse contra el Gobierno saliente de Juan Manuel Santos y el entrante de Iván Duque, para manifestar su desacuerdo con las políticas de terror implantadas que ponen en riesgo a diversas poblaciones.

Protesta social: el empoderamiento de la juventud cucuteña.

Ante la creciente tasa de delitos y crímenes relacionados con la violencia urbana en la ciudad, las juventudes cucuteñas buscan agendar estas problemáticas en la opinión pública, y de esta manera involucrar a las ciudadanías a participar activamente en la construcción de políticas públicas para atender las complejidades de los territorios que urgen ser atendidas.

En el marco de la Movilización Nacional del 7 de agosto, jóvenes de distintas organizaciones hicieron parte de la Marcha por la Vida y la Paz, donde por medio de expresiones culturales, manifestaron su mensaje de resistencia ante un Gobierno que tiene intenciones de agudizar el conflicto que vive la región.

Juan David Galvis, integrante del Colectivo Fuerza Popular manifestó que “esta marcha se realizó para demostrar al gobierno que hay una fuerte resistencia, porque sabemos que está montado a base de mentiras y engaños, también el rechazo a los asesinatos sistemáticos de líderes sociales en el país y la torpe respuesta del estado ante esta situación. Jóvenes estudiantes, trabajadores, obreros, salimos a las calles a manifestar que vamos a luchar para que el Gobierno le cumpla a las comunidades”.

Al día siguiente se realizó lo que se denominó Festival Juvenil Anticorrupción, en el parque conocido coloquialmente como “El hueco” por el sector del malecón.

La plataforma Juventudes Unidas por la Sostenibilidad del Planeta, “Cúcuta extrema sobre ruedas”, y grupos de deportistas extremos y raperos, fueron los organizadores del evento; realizado con el fin de protestar, por medio de muestras artísticas y deportivas alternativas, la falta de espacios públicos para la recreación de estas prácticas, ello como consecuencia de la histórica corrupción de la región.

“Nos sirve para conocer otros deportes, como lo es el bmx, hacernos ver que hay muchas personas que a pesar de no tener recursos ni apoyo de ninguna entidad, logran realizar lo que se proponen, y este evento es una prueba de eso. Rapers, riders, diferentes edades, culturas, demostraron lo que se puede construir con unidad”, expresó Gabriela Lizcano, asistente al evento e integrante de la Escuela Paulo Freire de la Universidad de Pamplona.

Estos eventos logran agendar en la opinión pública y en las acciones gubernamentales el problema de los homicidios de líderes sociales, y de ciudadanos en general, así como el llamado a no seguir naturalizando la violencia, de lo cual el Estado tiene la principal responsabilidad.

Los jóvenes además expresaron que continúan realizando no sólo actividades de movilización, sino escuelas de formación política para que sea la juventud la que se empodere del verdadero cambio que necesita el país más desigual del mundo, según la Organización de las Naciones Unidas -ONU-.

CI JO/AO 04/09/18/8:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top