Derechos Humanos

Juan David Quintana: derechos humanos e impunidad en la ciudad de la eterna primavera

El pasado viernes 27 de mayo se cumplió un año del asesinato del defensor de los derechos humanos y promotor de lectura Juan David Quintana Duque, por parte de grupos paramilitares vinculados a la “Oficina de Envigado”. En conmemoración a su legado se realizó un homenaje en el parque biblioteca Doce de Octubre en el que familiares, amigos y académicos se reunieron para recordar a Juan David Quintana Duque, quien perdió la vida mientras asistía a un diplomado en artesanías en la Biblioteca España (donde también era bibliotecario).

Un portador de sueños

Los amigos y familiares evocaron a Juan David a través de la palabra, los cuentos, la música y la pintura. Con la lectura del poema “Los portadores de sueños”de Gioconda Belli, recordaron la vida y obra de este hombre incansable y plasmaron en un mural un mensaje de esperanza: “En el mundo se ha desatado un tráfico de sueños que no pueden detener los traficantes de la muerte”. Al respecto, Y Griega Cano, integrante de Asohuellas, expresó que “los hacedores y hacedoras de la guerra te controlan y te señalan. Mientras más verdades digas más estás en riesgo”, y en este riesgo constante se encuentran los defensores de derechos humanos de la ciudad. Juan David ya era padre a sus 33 años, papel que desempeñaba con amor y valentía al tiempo que integraba la Mesa de Derechos Humanos de la comuna 6 y trabajaba en diferentes parques biblioteca de la ciudad fomentando la lectura.

Sus denuncias no agradaron a muchos

En el año 2011, Juan David ingresó al Concejo de Padres de la Institución Educativa Santander, en este espacio se dio cuenta del maltrato al que estaban expuestos los niños y las niñas en la institución. Así que decidió escribir una carta en la que denunció la problemática, sin embargo, la respuesta que recibió fue la amenaza de un desconocido que lo buscó en su casa, acompañado de “los muchachos” que ejercían el control del barrio, los cuales le expresaron que lo mejor era que se fuera. Tiempo después, como lo expresó el portal Análisis Urbano, “pudo volver cuando los muchachos del barrio le mandaron a decir que estaba perdonado, que ya podía regresar.”

Juan David continúo entonces con su labor social y en el año 2015 denunció los malos manejos que se le estaban dando a los recursos de Presupuesto Participativo y cómo este dinero público estaba siendo captado por los paramilitares; la denuncia se hizo de manera formal ante la Fiscalía. Posterior a ella, recibió varias amenazas y se cree que este hecho lo convirtió en objetivo militar de los paramilitares.

Homenaje a Juan David

En el homenaje a Juan David Quintana se realizó un conversatorio en que participaron integrantes de diversas organizaciones sociales como: Juan Aristizábal del Movimiento Juvenil de Castilla; Y griega Cano de Asohuellas; Víctor Quintero de la Veeduría de la Comuna 6 y Otto Higuita de Movilicémonos Pueblo. Los participantes conversaron alrededor de los riesgos que tiene el ser defensor de derechos humanos en un país como Colombia. Al respecto, Juan Aristizábal expresó que “estamos en un Estado mercenario, un Estado terrorista” que amenaza la vida de quienes defienden los derechos humanos.

Por su parte, Higuita aseguró que personas como Juan David “son los sujetos que se convierte en la voz que transmite la esperanza a sus comunidades, a sus espacios”. También recalcó la importancia de hacer estos encuentros, “tenemos que mantenernos en los espacios, no podemos cederlos porque de lo contrario este tipo de fuerzas o de tendencias oscuras, que quieren frenar esa luz ética de la verdad, se aprovecharán de los problemas que hay en la ciudad”.

Impunidad

El 26 de junio de 2015 más de 30 organizaciones defensoras de los derechos humanos suscribieron un comunicado público en el que argumentaron, con pruebas contundentes, la falta de garantías reales por parte de la institucionalidad para ejercer la labor de promoción y defensa de los Derechos Humanos y una Veeduría Ciudadana que impida que buena parte de los recursos públicos caigan en manos de los paramilitares y delincuentes en las comunas y corregimientos de la ciudad de Medellín.

Hasta la fecha no hay respuesta de las autoridades competentes acerca del asesinato de Juan David Quintana puesto que, al parecer, hay intereses que no dejan que este y muchos otros asesinatos de líderes sociales y políticos salgan de la impunidad.

CI CC/DM/30/05/2016

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top