Política

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común presentó su fórmula presidencial

4 nov. CI.- Este 1 de noviembre se anunciaron en conferencia de prensa la candidatura presidencial del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -FARC-. Rodrigo Londoño “Timochenko” e Imelda Daza será la fórmula que luchará en la contienda de las próximas Elecciones 2018.

La FARC también anunció que Iván Márquez, el jefe negociador de la exguerrilla en el Proceso de Paz, y Jesús Santrich encabezarán la lista que proponen para el Senado y la Cámara de Representantes, respectivamente. El resto de la lista al Senado la completan Pablo Catatumbo, Carlos Antonio Lozada, Sandra Ramírez y Victoria Sandino.

Iván Márquez señaló que “tras el reconocimiento del Consejo Nacional Electoral -CNP- con la Personería, del pleno derecho al partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, se ha producido un hecho de mayor significado para el Proceso de Paz: habilitar las condiciones formales para la participación política de quienes estuvimos alzados en armas’’. También afirmó que este es un paso contundente para “la lucha política en un contexto donde las grandes mayorías esperan participar enteramente’’.

Como programa político de candidatura, este nuevo partido político pretenderá dar una nueva orientación al “modelo económico, que permita la recuperación de la capacidad productiva, la dignificación del trabajo y la atención a las necesidades más urgentes de la población en materia de educación, salud, vivienda, seguridad social, cultural, infraestructura y la erradicación definitiva de la pobreza’’, explicó Márquez.

Las FARC han declarado que el Proceso de Implementación está teniendo sus riesgos en las actuales condiciones políticas colombianas. Jesús Santrich, representante de la Fuerza del Común, resaltó la importancia de garantizar una seguridad jurídica para sus excombatientes ya que 34 de ellos han sido asesinados desde que entregaron las armas.

A esta situación podemos sumarle las condiciones de violación a los derechos humanos en las que todavía viven los 11.000 presos políticos de esta organización en las cárceles de Colombia. La obstaculización de la Justicia Especial para la Paz por parte de los mecanismos burocráticos de la política oficial es una realidad que pone en peligro la garantía del cuplimiento de los Acuerdos firmados entre las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Gobierno.

“Con una representación mayoritaria en el Congreso -afirmó Márquez-, para lo cual se ofrece desde ya toda nuestra disposición para el diálogo político, tenemos la convicción de que se gestarán los tiempos para hacer realidad las esperanzas de la gente del común”.

CI KA/PC/04/11/17/07:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top