Educación

Estudiantes del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid se declararon en paro indefinido

11 may. CI.- Luego de un cese de actividades durante 48 horas, la Asamblea de Estudiantes del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, en Medellín, se declaró en paro indefinido hasta que los directivos de la institución y la Gobernación de Antioquia no tomen las medidas suficientes para evitar el alza en las matrículas de los estudiantes nuevos.

El anuncio del incremento en el costo de las matrículas generó el rechazo de los estudiantes, después de ocho años de congelamiento, afirmaron que esta decisión atenta contra el derecho a la educación pública. La institución está dentro de la asignación presupuestal de la Gobernación de Antioquia y cuenta con 14.793 alumnos, en su mayoría de estratos 1, 2 y 3,  así que el aumento puede tener consecuencias graves como la deserción o el endeudamiento de las familias. No obstante, el rector John Fernando Escobar manifestó que este incremento es necesario para contrarrestar el déficit institucional que ya se calcula en 8.313 millones de pesos.

Por su parte, el gobernador Luis Pérez Gutiérrez afirmó para medios locales que: “Los primeros que se perjudican con tener una institución quebrada son los estudiantes. De hecho, uno ve hoy como todas las instituciones universitarias de Antioquia se han acreditado, menos el Politécnico porque hace 10 años tiene las matrículas congeladas”. Ante esto, el diputado Jorge Gómez celebró la movilización estudiantil y cuestionó que el Gobernador pretenda que los estudiantes y sus familias asuman esta crisis financiera.

Una crisis económica estructural

El rector Jonh Fernando Escobar declaró, en una entrevista concedida a los estudiantes, el pasado 5 de mayo, que: “Un déficit es estructural cuando año tras año se produce el mismo gasto y se deja de percibir el mismo ingreso (…) En la Gobernación anterior hicieron algo bueno para el Politécnico: dar base presupuestal; es decir, todos los años nos dan plata y la incrementan al IPC más 2. Yo recibí el Politécnico con una base presupuestal de 27 mil millones de pesos, y hoy nos entregan 38 mil 200 millones. Pero estos 38 mil, más los 22 mil que percibimos por matrículas, dan  60 mil  y el Politécnico para funcionar necesita 65 mil millones de pesos. Entonces tenemos que buscar plata en otra parte y la Gobernación  no tiene”.

A la pregunta ¿Qué posibilidades hay para que esa base presupuestal aumente?, el Rector expresó: “Nulas. El año pasado no nos dieron un solo peso. En el año 2015 nos dieron 8.825 millones de pesos. Pero aún así hemos podido avanzar. La obligación que se configuró en la ley ante la Asamblea Departamental es que la base presupuestal se incrementará cada año al IPC más 2 (…) Lo que obliga a la Gobernación a cumplir ese compromiso, ese pacto de gestión pública, es que esa plata que tenemos nos la va a incrementar al IPC más 2. Hoy en día estamos recibiendo un poco más de 11.500 millones de pesos, pero no es suficiente”.

¿Qué dice el Consejo Directivo?

El Consejo Directivo, reunido en sesión extraordinaria el pasado 9 de mayo, expresó en un comunicado que “una vez analizadas las diferentes propuestas y decisiones, y siempre en la consideración de mantener una educación de alta calidad para la sociedad antioqueña y colombiana, ha votado mayoritariamente un valor de matrícula indexado con el IPC 2016, solo para estudiantes nuevos. Este canon regirá a partir del periodo 2017-2”. También convocó a los estudiantes al “retorno a clases y la normalización total de las actividades académicas”.

Al respecto, los estudiantes manifestaron su desacuerdo porque esta decisión no respeta ni responde a las exigencias estudiantiles, y convocaron a seguir con el cese de actividades académicas, a apoyar a los estudiantes detenidos y heridos, y a continuar con los espacios de discusión frente a esta problemática. “La Gobernación debe responderle al Politécnico con argumentos y soluciones. Esta institución está en la obligación estatal de asignar el presupuesto justo para la continuidad de los procesos académicos, tanto de estudiantes antiguos como nuevos. Nuestra pelea es en defensa de la educación pública, del derecho a ser educados con condiciones y garantías. No vamos a dar nuestro brazo a torcer hasta que todos nuestros compañeros estén libres; hasta que se nos respeten nuestros derechos”, afirmó uno de los asistentes a la Asamblea.

“No es justo que nuestras familias tengan que endeudarse para suplir un déficit que es culpa de la corrupción y de las alianzas políticas de este país. Mientras el Gobernador y el Alcalde se gastan miles de millones en obras de cemento y concreto… ¿por qué no nos ayudan a cubrir el déficit?. Siempre es la misma excusa: no hay plata para la educación, para la salud, para la vida digna, pero sí para parques, centros comerciales, puentes y helicópteros”, expresó otra estudiante.

Preocupación entre los docentes

Los estudiantes convocaron a una Asamblea Multiestamentaria, con los profesores y el personal administrativo, para el viernes 12 de mayo. Pero hay una preocupación creciente entre los docentes de cátedra por esta crítica situación, ya que las circunstancias actuales podrían conllevar a una cancelación del semestre académico, y por consiguiente a una cancelación masiva de los contratos de cátedra, puesto que estos son por prestación de servicios y, de acuerdo al Estatuto Docente, Artículo 15: “El Docente de Cátedra no pertenece a la carrera docente, no es empleado público ni trabajador oficial, es contratista”, es decir,  “el contrato podrá darse por terminado sin indemnización alguna en el caso del incumplimiento de los deberes previstos”. Un paro definitivo y una posible cancelación de semestre, como acciones legítimas de la protesta estudiantil, impedirían, no obstante, que los docentes terminaran su contrato.

Además de esto, algunos docentes manifestaron también su preocupación por los estudiantes, puesto que, en el Artículo 40 del Reglamento Estudiantil se estipula que: “La cancelación de asignaturas o la cancelación del semestre no implican, en ningún caso, la devolución parcial o total de los derechos pagados por tal concepto”. Aunque varios estudiantes manifestaron en la Asamblea que, de haber una cancelación, la institución estaba en la obligación de devolver la totalidad del dinero, lo cierto es que la normatividad vigente del Politécnico Jaime Isaza Cadavid concibe lo contrario.

La protesta ha contado con una fuerte represión policial

Durante dos días seguidos, la protesta estudiantil ha sido confrontada con violencia por el Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad-. Estudiantes y policías se han enfrentado dentro y fuera de la institución, dando como resultado varios heridos, cinco estudiantes detenidos y un sinnúmero de daños materiales. Ante esta situación, los estudiantes han denunciado por redes sociales que la manifestación pacífica y la exigencia de sus derechos ha sido fuertemente reprimida con gases lacrimógenos, balas de goma y atropellos policiales.

“Los estudiantes exigimos respeto por nuestra vida. No más represión de la policía. La protesta es un derecho de todo ciudadano y nosotros solo estamos exigiendo nuestros derechos humanos. No más violencia; los estudiantes no somos terroristas ni criminales. Estamos llamando al diálogo y nos responden con gases ¿Qué clase de país es este?”, afirmó un estudiante.

Fotografía tomada de Facebook. Autoría: Santiago Garzón Parra.

CI DM/DM/11/5/17/13:30

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top