Internacional

Estados Unidos boicotea Conferencia de Desarme en Naciones Unidas

28, may. CI.- La semana pasada culminó el período de Presidencia de Estados Unidos en la Conferencia de Desarme de la Organización de Naciones Unidas -ONU-. Los países miembro del Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, Paraguay y Perú) junto a dicha nación norteña declararon no reconocer al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y, por lo tanto, se retiraron de las sesiones.

Por Elena Rusca*. “No es la agenda política de la Conferencia lo que pone en peligro su credibilidad. Estados Unidos se suma a la declaración del Grupo de Lima y no reconoce a los representantes del ‘régimen de Maduro’ que se encuentran en la Conferencia”, afirmó Cynthia Plath, Representante Permanente Adjunta de los Estados Unidos ante la Conferencia de Desarme.

La segunda parte de la Conferencia de Desarme de las Naciones Unidas se realiza entre el 13 de mayo y el 28 de junio en Ginebra, Suiza. En este organismo internacional, Estados Unidos pasa la presidencia del foro a Venezuela. Pero ha optado por boicotear el normal desarrollo del mandato de las naciones miembros de la ONU.

Varias delegaciones como Cuba, Rusia, República Popular Democrática de Corea, Siria, Irán, China, India, Sudáfrica, Vietnam, Nicaragua y Camerún se opusieron a cualquier intento de utilizar la Conferencia para resolver las diferencias entre estados, argumentando que esto profundizaría las divisiones y desestabilizaría el trabajo.

Por su parte, el Embajador República Bolivariana de Venezuela, Jorge Varelo, reiteró que su “obligación es respetar el papel de la Conferencia de Desarme. Esta no es nada más que un foro multilateral con relación al desarme. Algunos Estados, desafortunadamente, han utilizado la Conferencia para obstaculizar el informe anual de la misma”. Esto fue dicho durante la apertura de la primera plenaria de sesiones de la Conferencia bajo su presidencia.

“Es deplorable que Estados Unidos no haya cumplido con el mandato -continuó Varelo-, ni con los establecimientos a ello relacionados. Por lo tanto, reiteramos nuestro llamamiento para que todos los miembros asuman sus responsabilidades y que se ajusten a las obligaciones de la Conferencia.

“Consideramos que la imposibilidad de lograr instaurar un clima de confianza ha llevado al letargo de la Conferencia desde casi hace 20 años. Es lamentable que el representante de Estados Unidos y los Estados miembros del Grupo de Lima continúen trayendo a este foro cosas que están fuera de sus temas tratados. Este comportamiento vulnera el trabajo que se podría hacer adentro de esta Conferencia, faltándole, de hecho, completamente de respeto”, concluyó el embajador bolivariano.

La delegación de Siria apoyó a Venezuela denunciando que “los Estados miembros no están respetando el mandato de la Conferencia de Desarme en Naciones Unidas, incluida la relación con las armas atómicas. Nosotros creemos en la importancia de esta Conferencia, que es el único foro multilateral para discutir sobre el desarme y la crisis internacional actual. Por lo tanto, es de importancia fundamental de respetar a su mandado”.

Los representantes de Zimbabue sostuvieron que “no hay un acuerdo sobre el programa de trabajo de esta sesión de la Conferencia de Desarme y a causa de eso se está perdiendo mucho tiempo. Politizar la Conferencia influye en esa pérdida de tiempo”.

Venezuela tendrá a su cargo la Presidencia de la Conferencia de Desarme entre el 27 de mayo y el 23 de junio. Jorge Varelo afirmó que su nación “considera que este foro debe responder a la expectativa y a las ideas de la comunidad internacional, tal como ha sido conformado desde 1979. Para superar el preocupante panorama nuclear que amenaza la especie humana, Venezuela insiste en que es necesario eliminar las armas de destrucción masivas y, en particular, las nucleares. En ese sentido se debe fomentar la confianza y el respeto entre todos los Estados”.

Estados Unidos y el desarme

No es la primera vez que Estados Unidos boicotea a la Conferencia de Desarme. El gigante militar norteamericano había hecho lo mismo el año pasado durante la presidencia de Siria. En la anterior ocasión, denunció que el país de Medio Oriente utilizaba “su presidencia para normalizar su régimen, además de obrar a la negociación por una Convención sobre las armas químicas cuando utilizaba armas químicas en contra de su propio pueblo”.

Esta es una situación que se ha repetido durante los últimos 20 años: cada vez que un país que ocupa la mira de Estados Unidos asume la presidencia de este organismo de las Naciones Unidas, el gobierno gringo se vale de argumentos injustificados para decretar que no está de acuerdo con la misma y así demorar un debate justo acera del control de armas a nivel global. ¿Será pura coincidencia?

Mientras tanto, la “guerra diplomática” de Estados Unidos y el Grupo de Lima contra la República Bolivariana de Venezuela continúa en las instancias de la Organización de Naciones Unidas. Cabe recordar que durante la 40º Sesión del Consejo de Derechos Humanos, el pasado marzo, este “deporte de boicoteo” sirvió para ausentarse de las mesas de debate y así evadir las discusiones multilaterales acerca de temáticas que afectan a todo el planeta.

CI ER/PC/28/05/19/13:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top
Ir a la barra de herramientas