Extractivas

Esmad golpea a mujeres que defienden el agua y el territorio en Guamal, Meta

19 ago. CI.- “Más de 80 miembros de la Esmad -Escuadrón Móvil Antidisturbios-, a las señoras que estaban encadenadas, las arrastraron por el barro”, denuncia esta mañana la comunidad de Guamal que mantiene una protesta pacífica en la entrada del predio La Porfía, perteneciente a una plataforma petrolera de Ecopetrol en ese municipio del Meta. Las mujeres de esta comunidad campesina iniciaron ayer en la mañana una huelga de hambre encadenadas a la puerta de entrada del predio. Exigen soluciones ante la construcción de una plataforma petrolera en una zona agropecuaria y de importancia hídrica.

“La comunidad lleva en protesta desde febrero. Lo nuevo es que el plan de manejo ambiental tiene una serie de inconsistencias en términos de lo que es la realidad de la vereda y los impactos que tendría ese pozo petrolero, ya que no tiene en cuenta el riesgo geológico y el riesgo en términos de remoción en maza. Además de eso, ellos presentaron su plan de manejo ambiental sin socializarlo con la gente, ni siquiera con las personas que son dueñas de predios aledaños al de Ecopetrol, que se llama La Porfía. Frente a las protestas hubo represión del Esmad, llevaron al Ejército y militarizaron el municipio”, denuncia Mayerli Garzón abogada la Corporación Buen Vivir.

Después de 6 meses de intentar la protección de los derechos colectivos y campesinos, Ecopetrol ignora las peticiones de la comunidad y burla las exigencias ambientales y sociales realizadas. Según afirma la comunidad, la empresa presentó su propuesta a personas del casco urbano y que no son del área de influencia directa del proyecto petrolero. El nuevo hecho que propició la protesta pacífica de las mujeres de la comunidad de Guamal es la entrada del taladro con el cual excavarán el pozo. Ante el silencio del Estado colombiano y el avance de la obra de Ecopetrol, decidieron iniciar una huelga de hambre y encadenarse en frente del predio.

Como consecuencia de la construcción de este pozo, la comunidad ha tenido pérdidas económicas pues el ruido de las obras ha mermado la producción de huevos, de leche y de codornices. El material particulado de la carretera de elevó y la contaminación en el aire es mucho más fuerte. Además, los niños de la zona tienen traumas psicológicos por los ataques del Esmad, la fuerte presencia de militares en la zona y la persecución de los líderes y lideresas que están llevando a cabo la protesta pacífica.

“Aquí estaremos hasta que no nos cumplan las peticiones que queremos y que las entidades se presenten y podamos dialogar con la Gobernadora, el Alcalde, Ecopetrol, derechos humanos, derechos internacionales, la Personería. No nos levantaremos hasta entonces. Esta huelga durará tres, cuatro meses pero aquí vamos a estar”, ratificó Sully Tellez, una de las campesinas en huelga.

Nota: El 25 de julio de 2017, Colombia Informa publicó otra denuncia de los ataques de la policía a las protestas pacíficas de Guamal. El equipo de prensa de Ecopetrol manifestó su inconformidad con esta denuncia y pidió hacer una réplica de la información. A pesar de que le mandamos comunicación oficial poniéndonos a disposición de publicar su punto de vista, todavía esperamos la cita para realizar una entrevista.

CI PC/MP/19/08/17/11:30

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top