Europa

“Es como una prisión”: la vida en un campo de refugiados en Lesbos, Grecia

21 jun. Por Brasil de Fato*- La ruta de refugiados en el Mediterráneo es una de las más importantes del mundo. Turquía -país que abriga la mayor parte de los refugiados, cerca de 2 millones- está apenas a pocos kilómetros, por el mar, de las islas griegas, los principales puntos de llegada de esa ruta.

La Organización Internacional para las Migraciones -OIM- registró 7927 muertes de migrantes en el mar en 2016, en todo el mundo. Solo en el Mediterráneo fueron 5143.

Un pasaje oficial de Turquía a Grecia por la ruta del mar Mediterráneo cuesta cerca de 10 euros, pero los refugiados, en su condición de migrantes ilegales, deben pagar más de 4000 dólares a los traficantes para llegar a Grecia y mucho más para otros países europeos como Alemania. La ONU ha insistido en la necesidad de abrir una ruta segura para los refugiados pero las muertes siguen en aumento.

Las Naciones Unidas dan apoyo a varios campos de refugiados en las islas griegas, como en Kara Tepe, administrado por la prefectura local. Este campo es un modelo de buena gestión, aunque a veces cuenta con problemas de electricidad y agua potable, demuestra que la ayuda puede ser eficaz. En este lugar los refugiados – cerca de mil- poseen espacios infantiles y huertas administradas por los propios moradores, y reciben apoyo de varias ONG que actúan en la región. La situación migratoria, sin embargo, es la misma para casi todos y las solicitudes de visa demoran mucho en tener una respuesta.

El campo de refugiados de Lesbos es como una prisión

Un acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para frenar la llegada de migrantes a Europa, firmado en los primeros meses del 2016, dispone que los refugiados indocumentados pueden ser detenidos y recluidos en los centros localizados en las cinco principales islas griegas del mar Egeo, incluyendo la isla de Lesbos. Es más, varios campos de refugiados cuentan con centros de detención.

Un integrante de una de las ONG que hacen presencia en el campo de la isla de Lesbos, mencionó que hace algunos meses hubo un incendio, provocado por la explosión de una pipeta de gas, en el que murieron una mujer de la tercera edad y una niña pequeña. Varias personas resultaron heridas de gravedad y fueron trasladadas a hospitales de Atenas, incluyendo una mujer en estado de coma.

Al respecto, uno de los refugiados expresó que estos hechos “nunca son accidentes”. “Estamos constantemente en situaciones estresantes provocadas por las administraciones locales, y lo hacen a propósito para desestimularnos. El incendio no es una causa sino una consecuencia de la política que ellos hacen”, opinó. Las condiciones insalubres y los continuos atrasos en las solicitudes de refugio y visado son motivo de constantes protestas en el campo de Lesbos. La pregunta que queda es: ¿Cuántos refugiados tienen que morir antes de que se les de una solución?

Traducción: Colombia Informa.

Imagen: www.rtve.es

BdF DM/21/6/17/12:00

 *Brasil de Fato -BdF- es un portal de noticias orientado a cubrir procesos políticos, sociales, económicos y culturales a partir de una visión popular de Brasil y del mundo. Nota original: https://www.brasildefato.com.br/2017/06/20/e-como-uma-prisao-a-vida-em-um-campo-de-refugiados-em-lesvos-na-grecia/

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top