Conflicto y Paz

[Entrevista] Aureliano Carbonell, del ELN: “Nosotros estamos abiertos a buscarle una salida al problema”

23 ene. CI.- Una vez terminado el Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional entre el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional -ELN-, las conversaciones de paz entraron en crisis por la suspensión de las mismas ordenada por el Presidente Juan Manuel Santos.

Esta semana el ELN expresó en un comunicado público su disposición para que los Jefes de ambas Delegaciones adelantaran una reunión para encontrar solución al impasse y poder seguir adelante con la Agenda de Negociaciones desde el acuerdo de un nuevo Cese al Fuego.

Por su parte, Juan Manuel Santos envío de nuevo a su Jefe Negociador, Gustavo Bell, a Quito para adelantar diálogos que retomen la negociación.

En este contexto, Colombia Informa habló con Aureliano Carbonell, integrante de la Delegación de Paz del ELN, sobre el momento que adelanta la Mesa. Estas son sus apreciaciones:

Colombia Informa: ¿Cómo ven el panorama para resolver la crisis que vive la Mesa?

Aureliano Carbonell: El Gobierno quería que prolongáramos o extendiéramos un Cese al Fuego que no estaba funcionado, que era problemático. ¿Por qué era problemático? Porque el Gobierno desconoció los Acuerdos y los protocolos que se habían pactado.

Por ejemplo, en los aspectos humanitarios (que eran el fin principal de este Cese al Fuego) el Gobierno pretendía que solo se calificaran los hechos problemáticos del ELN pero se negaba a que se examinaran los hechos problemáticos del Gobierno.

En el caso de la muerte del Gobernador indígena del Chocó, nosotros inmediatamente lo reconocimos. El Frente responsable reconoció su autoría, y aceptó que había sido un error ante lo cual pidió perdón. Reconocemos que en ese caso hubo un vacío, una falla de parte nuestra en relación con los propósitos del Cese al Fuego.

¿Cuál fue la actitud del Gobierno? Se presentaron los hechos de Tumaco donde mueren 8 campesinos -otras voces dicen que 9- y donde está claro que todas estas muertes y los 20 o 30 heridos se deben a los disparos que realizó la fuerza pública. Después, cuando una misión humanitaria fue al terreno a ayudar a esclarecer lo sucedido, también fue recibida a tiros por la misma fuerza. El Gobierno se negó a examinar este hecho, al igual que el asesinato de la periodista Efigenia Vásquez por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios -ESMAD- en una confrontación por la reclamación de tierras de los indígenas de Kokonuko.

Durante el tiempo del Cese al Fuego, el Gobierno le dio de nuevo un tratamiento excesivamente violento a la protesta social. Estas cosas tenían que cambiar, el Gobierno tenía obligaciones de carácter humanitario.

Esperábamos igualmente que en estos tres meses que las medidas que el Gobierno tomase, llevasen al menos a una disminución de los asesinatos de los líderes sociales, pero no pasó.

La negativa a que estos elementos fueran incorporados en el examen de las responsabilidades del Gobierno durante el Cese, puso en crisis la estabilidad del mismo.

También el Gobierno asaltó campamentos nuestros en dos ocasiones, con el pretexto de que estábamos en flagrancia. En este caso, el Gobierno era juez y parte por lo que se pasó por encima los protocolos para resolver tales hechos.

Por último, saturó de tropas militares las zonas donde hace presencia el ELN durante el período del Cese y, especialmente, en los últimos meses. Con esto alteró el estado militar en el que estaban las fuerzas y violentó los protocolos y el espíritu del Cese.

Ya le habíamos advertido al Gobierno que estábamos inconformes con esa situación pero, incluso con esas condiciones, sostuvimos el Cese hasta el 9 de enero cumpliendo con lo pactado. El Gobierno es quien creó la crisis en la Mesa. Nosotros esperamos se resuelva porque este proceso tiene que salir adelante y hay que buscar una nueva perspectiva para el país.

CI: De acuerdo con ese balance, ¿qué cambios y novedades debiera tener un nuevo Cese al Fuego?

AC: Queremos que queden muy claros los compromisos que se hacen. Que el Gobierno no pretenda ser juez y parte. Que realmente hagamos un Acuerdo en relación a como el Cese trae verdaderos alivios humanitarios para la población.

También hay que examinar otras cuestiones, por ejemplo, en relación a la infraestructura petrolera. La cesación de nuestra parte a los ataques tiene que encontrar una correspondencia en ajustes a esa política.

Nosotros actuamos sobre la infraestructura como una manera de expresar nuestra inconformidad con lo que está pasando. Para modificar nuestra conducta, el Gobierno, las multinacionales y, en general, las clases dominantes tienen que acceder a facilitar al menos unos diálogos con relación a la política mineroenergética y ambiental.

CI: El Gobierno ha expresado públicamente por medio de diferentes de sus representantes la voluntad de pactar un nuevo Cese y proseguir con los Diálogos, ¿cómo ven esta disposición?

AC: De manera pública y reiterativa nosotros hemos planteado no solo nuestra disposición sino nuestro interés por acordar otro Cese al Fuego que supere los limitantes que tuvo el anterior. Pero, a su vez, en la Agenda hay otros puntos que son básicos.

Esperamos que hayan avances del proceso de Participación de la Sociedad en este proceso de diálogo. Ese es el Punto 1 de la Agenda, por lo tanto tiene que tener avances.

Hay otros puntos importantes como la cuestión humanitaria en el Chocó, las cuestiones de desminado, etc. Nosotros estamos abiertos a buscarle una salida al problema pero hay una cuestión: todos los temas que se examinan en la Mesa de conversaciones son acuerdos bilaterales entre las dos partes, y este proceso no puede estar regido por la unilateralidad y por la imposición de una de las partes.

CI: el Gobierno se encuentra en la recta final de la carrera Presidencial pero sin mucho oxígeno. ¿Cuáles son las posibilidades de impulsar un escenario de Participación de la Sociedad, de promover diálogos sobre temas fundamentales como la minería, el medio ambiente o la tenencia de la tierra y promover algunas transformaciones?

AC: Con el Gobierno hemos hablado de tratar de dejar el proceso en un punto de mayor solidez que el que tiene actualmente. De tal manera que el nuevo Gobierno se vea obligado a darle continuidad. Esperamos que al menos la Participación tenga un primer escalón porque el tiempo se va agotando y es difícil cubrir todo el proceso de Participación que acordemos.

Sí se podrían dar unas primera puntadas, unos primeros pasos que no son la Participación en su aspecto global pero que van creando avanzadas en esa perspectiva. La idea es que el nuevo Gobierno encuentre ya unos primeros pasos y podamos darle continuidad al proceso y, sobre todo, a la Participación de la Sociedad.

CI DO/PC/23/01/18/9:30

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas Noticias

To Top