Derechos Humanos

En Manizales se abren las puertas de la memoria

27 oct. CI.- Abre las puertas de la memoria es una iniciativa que busca reconstruir y visibilizar 21 perfiles biográficos de víctimas de crímenes de Estado en el departamento de Caldas, a través de una exposición física y virtual de las vidas en el ámbito familiar, social y político de cada una de las personas.

Esta museografía está apoyada por el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Seccional Caldas -CPDH Caldas- y el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado -MOVICE- en su Capítulo Caldas; además, por el Centro Nacional de Memoria Histórica, el Gobierno de Canadá y la Organización Internacional de las Migraciones -OIM.

“El objetivo es conmemorar su lucha, recuperar la dignidad y la memoria”, según manifiestan las organizaciones impulsoras de esta iniciativa.

Hace una década en este territorio el CPDH y MOVICE Capítulo Caldas se fueron tomando la calle junto con amigas, amigos y familiares de las víctimas. Poco a poco recorrieron diferentes plazas de la ciudad de Manizales, como la Plaza de Bolívar, el Parque Caldas, la Plazoleta de la Alcaldía y el Palacio de Justicia.

Este era un acto de memoria donde los rostros de las personas ausentes se negaban a salir de la retina. Además de las exigencias de justicia, garantías, de no repetición y respeto a los derechos humanos; estos espacios recuerdan los proponentes se cubrían en ocasiones en una voz a todo pulmón, en otras era evidente el ruido del silencio porque a lo único que estaban dispuestos era a NO Olvidar.

De esta manera, mostraban al transeúnte las historias de hombres y mujeres a quienes les quitaron la vida por hacer y pensar diferente, por construir una vida digna. Estas personas fueron víctimas de asesinatos selectivos o desapariciones forzadas y falsos positivos por la fuerza pública del Estado y/o grupos paramilitares en complicidad con estos.

¿Cómo surgió la idea?

Este ejercicio de memoria se hacía “primero disponiendo en el piso y con alguna armonía las fotografías, recortes de periódico, algunas flores y frases de quienes asumimos esta tarea de romper el silencio y el olvido que el Estado ha impuesto con el genocidio de la Unión Patriótica, el Partido Comunista, a los asesinatos de defensores de derechos humanos, sindicalistas, jóvenes ejecutados extrajudicialmente, indígenas y campesinos por estar en territorios ambicionados por multinacionales para actividades extractivistas”, cuenta Darío Ecceommo, Presidente del Comité Permanente de Derechos Humanos de Caldas.

Con el correr del tiempo, los plantones se convirtieron en la galería de recuperación de memoria y dignidad de las víctimas de crímenes de Estado de Caldas.

En el año 2014 cambiaron su estrategia: transformaron la galería para no mirar al suelo. La idea, además, fue ahondar en la vida de estas personas para poder contarle a la gente quiénes fueron, qué les pasó y cómo fueron sus liderazgos. Durante todo ese año, cinco gestoras y un gestor de memoria desarrollaron el ejercicio de reconstruir 21 historias de personas que habían sido víctimas de crímenes de Estado y paraestatales.

“A través de los testimonios -continúa Ecceommo- de sus familiares, amigos y copartidarios recorrimos los municipios que los vieron nacer y también morir. Revisamos noticias, álbumes familiares y fuimos juntando anécdotas y datos para narrarlos y narrarlas”. De este recordar colectivo resultó Abran las puertas de la memoria.

El Estado como garante de la Memoria

Por su parte, Tatiana Rodríguez Maldonado, del Grupo de Apoyo a Iniciativas del Centro Nacional de Memoria Histórica, plantea que el Centro es una plataforma que sirve para que sean las voces de las propias víctimas, las organizaciones sociales y las comunidades que han vivido la guerra, las que cuenten lo ocurrido. Ella enfatiza en que el deber de memoria del Estado es dar las garantías y las condiciones para que sean las propias voces los que cuenten lo ocurrido y que estas no sean reemplazadas.

“Para el Centro de Memoria -afirma Rodríguez- haber acompañado este proceso ha sido un privilegio porque es difícil para el Estado aceptar, incluso apoyar, que una organización hable de crímenes de Estado y trabaje hombro a hombro. Eso genera muchas preguntas pero el Estado no puede negarse ese espacio porque lo que estamos haciendo es que servimos de plataforma para que ustedes cuenten sus versiones, sus relatos, para que la verdad se construya en el marco de la pluralidad”.

El Gobernador encargado del Departamento de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita, manifiesta la importancia de esta iniciativa y el compromiso del Gobierno departamental con la misma.

“Como Gobierno de Caldas estamos muy interesados que la memoria histórica se realice en el Departamento y en todo el país. Los procesos de paz a nivel mundial han hecho el llamado a garantizar la verdad, la reparación, la justicia y en Colombia aparece otro elemento importante que es la No Repetición”.

Inauguración

Abran las puertas de la memoria es una galería y homenaje de vida y lucha. En ella se manifiesta el rechazo a la violencia sociopolítica por parte de agentes del Estado colombiano.

El lanzamiento de esta museografía será este viernes 27 de octubre, en la Plaza de Bolívar de la ciudad de Manizales, de 2 a 6 de la tarde. Contará con la participación de familiares de víctimas del Departamento de Caldas así como con las organizaciones de víctimas, sociales, comunitarias y sindicales, e instituciones académicas.

CI JG/PC/27/10/17/07:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top