Medio Ambiente

En el Huila los ciudadanos adoptan árboles para evitar que sean talados

9 feb. CI. – El pasado domingo 7 de febrero los opitas participaron en la jornada “yo adopto un árbol”. La cita se cumplió en la ruta del túnel verde que comunica a Neiva con los municipios del sur del departamento hasta el lugar conocido como Trapichito. Alrededor de dos mil personas se unieron para rechazar el proyecto que busca derribar miles de árboles en Neiva.

Los árboles a talar fueron señalados con números de color rojo y su derribo cuenta con la autorización del gobierno nacional para construir las vías 4G. Sin embargo, con metro en mano, los participantes fueron midiendo cada uno de los árboles para adoptarlos y así impedir su tala.

Numerados y señalados de color rojo, uno a uno, se encuentran cientos de árboles que hay a lado y lado de la vía que va de Neiva hasta el municipio de la Plata en el Huila. Esta situación puso en alerta a la comunidad por la posible tala indiscriminada de árboles para construir las vías 4G. A lo largo de la vía se observan grandes vayas del Gobierno Nacional anunciando la construcción de la nueva calzada Santana, Mocoa, Neiva, Pitalito, en la que además se afirma que el Gobierno de Santos si está cumpliendo.

“Yo adopto un árbol”, fue la jornada a la que se vincularon más de 2 mil personas en el Huila el pasado 7 de febrero. La concejala de Neiva, por el Polo Democrático Alternativo –PDA–, Leyla Marleny Rincón advirtió a la comunidad sobre el hecho y convocó a la jornada en la que se unieron organizaciones ambientales, ecológicas, estudiantiles y la comunidad en general.

Leyla, advirtió que en esta localidad ya se ha realizado tala de árboles en zonas importantes como las que protegen la cuenca del Río Las Ceibas, el cual suministra el agua al acueducto de la ciudad. Con arengas y consignas los opitas rechazaron las marcas de los árboles y su posible tala; los participantes de la jornada, previa asesoría de biólogos y expertos, fueron caracterizando los árboles para luego adoptarlos en símbolo de protección.

“Estamos cansados de que el presidente Santos trate de engañarnos con su cuento de prosperidad para todos y que le está cumpliendo a la gente. Ya nos ha pasado varias veces en el Huila, con decirle que los daños ambientales y sociales que ha causado la construcción de la represa de El Quimbo son incalculables. Ahora quiere acabar con la reserva forestal que tenemos. Con esta jornada estamos rechazando su clase de prosperidad y esperamos que respete nuestros derechos”, afirmó una de las participantes de la jornada. Cabe preguntar, entonces, ¿cuánto daño ambiental necesita el progreso de un país?

CI RR/DM/9/2/2016/11:45

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top