Extractivas

El Hospital San Juan de Dios, en Segovia, vive el Paro Minero

25 ago. CI.- El Hospital San Juan de Dios, de Segovia, está en medio de un conflicto. Ese Municipio se convirtió en un campo de batalla antes de que sus habitantes pudieran predecirlo. El 21 de julio de este año la comunidad empezó una protesta pacífica para defender la minería ancestral. Diez días después, el Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad- irrumpió violentamente en el territorio.

Inmediatamente, el hospital se articuló con la Cruz Roja en la atención y traslado de los heridos de gravedad que desde ese momento comenzaron a ocasionar las fuerzas públicas. Había que atender a las personas que resultaban afectadas por los gases y las aturdidoras que el Esmad enviaba sin tener consideración con los niños, ancianos y enfermos que se encontraban cerca.

A causa de un explosivo que estalló a un costado del hospital, la edificación sufrió daños. El Esmad estaba muy cerca de allí. Minutos más tarde, un miembro de ese Escuadrón resultó herido y la fuerza pública se tomó el hospital. Muchos de los heridos no pudieron llegar al hospital mientras el Escuadrón se encontraba allí. Este último, en medio de insultos, alegó que no se retiraría.

“Nosotros somos neutrales en la situación, no podemos discriminar. El herido del Esmad estaba siendo atendido pero tener a la fuerza pública dentro de la institución era un peligro para todos”, comentó Diana Misas, Secretaria del Comité del Hospital San Juan de Dios.

A diferencia de lo que sucede cuando el herido es un ciudadano común y corriente, el helicóptero para trasladarlo estuvo listo en 15 minutos. En Segovia han habido amputados que han tenido que ser trasladados por tierra, pues el protocolo de traslado de heridos (un documento de siete páginas) exige cosas tan absurdas como esa para situaciones de emergencia. La comunidad aún no entiende por qué se dificulta tanto el traslado a la población civil.

“El domingo pasado se mandó un oficio a la Gobernación pidiendo que, en caso de otra emergencia, se omitieran los protocolos. Ya vamos para una semana y no hemos obtenido respuesta”, aseguró Misas.

Desde el 31 de julio, el Hospital San Juan de Dios está sin internet a causa de los daños ocasionados por el enfrentamiento. Por este motivo no se han podido realizar los reportes de las personas heridas, las trasladadas y las fallecidas.

Sin embargo, el inconveniente más grande que tiene actualmente este hospital es que, pese a que el Esmad no ha vuelvo a irrumpir, a escasos metros de allí se encuentra el Club La Salada (perteneciente a la multinacional Gran Colombia Gold) que funciona como cuartel del Escuadrón. En la parte de abajo también hay miembros de la fuerza pública y una tanqueta. Muchos miembros de la comunidad, aunque estén heridos, prefieren no ir a ser atendidos por miedo a las acciones que esta fuerza pudiera tener en su contra.

CI JO/PC/25/08/17/10:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top