Medio Ambiente

El Carmen de Chucurí, otra víctima del derrame de crudo en Santander

16 abr. CI.- Graves consecuencias está generando un nuevo afloramiento de crudo en la vereda Dos Bocas, municipio Carmen de Chucurí (Santander). Al parecer este desastre ambiental es de gas y crudo, tal como lo denunciaron los pobladores de la región quienes rechazan rotundamente esta tragedia ambiental.

El paisaje que rodea al Río Cascajales se vuelve negruzco a medida que el problema avanza, con el peligro constante de que aquel camino negro llegue hasta el río afectando no solo a especies terrestres de fauna y flora.

El afloramiento se encuentra a pocos metros del Cascajales y aproximadamente a unos 300 metros de la vía principal de ese territorio. Cerca al lugar de lo acontecido se encuentran pozos petroleros explotados por décadas y llamados Campo San Luis.

No se tiene información verídica que compruebe que aquellos pozos cumplieron las medidas de sellamiento necesarias para evitar posibles desastres ambientales.

Distinto a lo sucedido en el Pozo 158 de Lizama con su desastre ambiental; el afloramiento en Dos Bocas es pausado.

Según los lugareños se han presentado dos afloramientos. A medida que pasa el tiempo se desconoce si se presentaran más. El olor a gas y a crudo inunda la región por completo, y varias hectáreas están afectadas por el hecho.

Diversas especies destinadas para la ganadería han sufrido consecuencias ya que consumir pasto con el espeso líquido las lleva a la muerte. Esto ha ocasionado pérdidas para la población campesina ganadera. Especies silvestres que habitan en la Región del Carmen del Chucurí posiblemente se estén viendo afectados por la situación.

El propietario del lugar donde se presenta la fuga viene denunciando ante la empresa de petróleos Ecopetrol los hechos; sin embargo, no ha encontrado respuesta alguna de parte de esta entidad ni interés por lo ocurrido.

Contradictoriamente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -ANLA- hace unos días inició la evaluación de licencia ambiental piloto de Ecopetrol. El 23 de marzo se dio vía libre para el trámite administrativo de evaluación de licencia ambiental para iniciar actividades de exploración de hidrocarburos en yacimientos convencionales y no convencionales en Santander.

Ecopetrol, la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la ANLA, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y otras entidades no aceptaran la responsabilidad de esta tragedia ocurrida, tal y como ha sucedido con otros hechos.

La política extractivista en el país está demostrando que la rentabilidad de la producción de hidrocarburos no es una buena opción para sustentar los ingresos públicos, ya que los daños ocasionados por esta producción no tienen en cuenta al medio ambiente ni a la población civil.

Además, cada vez se evidencia más que las licencias ambientales son dadas de forma irregular pasando por alto las normas y reglas que se deben tener en cuenta en los sitios de extracción.

CI SC/PC/16/04/18/18:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top