Conflicto y Paz

Diálogos entre insurgencias y gobierno: ¿Cómo podemos creer en una apertura cuando se criminaliza la lucha social?

14 abr. CI.- En los procesos de diálogo entre insurgencias y Gobierno Nacional, pocas veces se escucha la voz de quienes tras las rejas esperan que las mesas determinen cambios sobre su realidad o la del país. Colombia Informa habló con uno de los editores del periódico carcelario Nuestras Luchas quien manifestó sus opiniones sobre los distintos procesos de paz.

Colombia Informa: ¿Cuál considera que es el peso del delito político en el contexto actual?

Nuestras Luchas*: Replantear el concepto de delito político debe ser indispensable para que los distintos procesos de paz puedan empezar a caminar en igualdad de condiciones. Actualmente tenemos una normatividad para un país en guerra. Esto poco aporta a un diálogo social desde todos los sectores del conflicto.

C.I.: ¿Que opinión le merece el asunto de la paz, tal y como se presenta a la opinión pública hoy en día?

N.L.: Es necesario preguntarle al gobierno qué tipo de paz es la que plantea. Porque públicamente habla de diálogo pero en sus escritorios define el fortalecimiento de la ley para la represión, estigmatización y encarcelamiento del pensamiento crítico.

Normas como el nuevo Código de Policía sólo sirven para profundizar el conflicto en todas las zonas del país. Crean no un proceso de paz sino una arremetida de pacificación que va de atacar a las insurgencias y a todo el movimiento social del país. Entonces ¿cómo podemos creer en una apertura cuando se criminaliza a la lucha social?

C.I.: ¿Cree que se llegará a feliz término en los procesos actuales de diálogo e implementación?

N.L.: La posibilidad de paz nos alegra. Pero hasta el momento vemos que los más felices son las multinacionales porque tienen retenidos alrededor de 700 títulos mineros en esas zonas donde existen distintos grupos en armas.

Sin embargo, lo que más nos atemoriza es que en las zonas de donde han salido las FARC el Estado ha brilla por su ausencia. Estas están siendo copados por el paramilitarismo, como lo hemos visto en el Catatumbo.

Creemos necesario que nuestros puntos de vista lleguen a la Mesa de Ecuador. Así como el de todo el tejido social de las ciudades para poder empezar a superar la violencia y pensarnos un país que con paz real.

*El entrevistado pidió preservar su identidad para no poner en riesgo su seguridad.

CI JG/MP/14/04/17/7:05

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top