Géneros

Del feminicidio: Cultura, derecho y corridos mexicanos

12 mar. CI.- Isabel Agatón, autora de la Ley Rosa Elvira Cely, presentó su libro Si Adelita se fuera con otro. Del feminicidio y otros asuntos, el 8 de marzo en el auditorio Camilo Torres de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Colombia -UNAL-. El texto propone un recorrido cultural y judicial del feminicidio y las figuras que se han construido en torno a este, con el objetivo de mostrar la imágen construida en torno a la mujer y la desigualdad sentada en los valores sociales de predominancia masculina.

“Si Adelita se fuera con otro, la seguiría por tierra y por mar. Si es por mar en un buque de guerra, si es por tierra en un tren militar”. Con esta estrofa de un reconocido corrido mexicano -interpretado por Jorge Negrete- se construye la metáfora que hace de introducción al libro escrito por la profesora, abogada y poeta Isabel Agatón.

El corrido, que en su momento narraba la relación de un comandante revolucionario, le sirve a la autora para evaluar la representación cultural y judicial de la mujer. Así, y desde una postura crítica y feminista, evalúa el control social del hombre sobre la intimidad del cuerpo y la vida de las mujeres.

A partir de la metáfora de Adelita, Agatón inicia el recorrido de muchas mujeres que durante los siglos XX y XXI han hecho ejercicio de su escasa libertad y han resultado amenazadas, perseguidas, violadas o asesinadas.

El conversatorio contó con la presencia de Mara Viveros, directora de la Escuela de Estudios de Género de la UNAL, quien afirmó que una de las mayores contribuciones del texto es revelar la realidad del feminicidio como un continuo de violencias en el ámbito privado y público.

El análisis se centra en que el poder y el control sobre la vida de las mujeres no solo ha sido acreditado culturalmente sino que también ha sido justificado en las decisiones judiciales con prácticas consentidas por el Derecho.

En torno a 11 capítulos que dan cuenta del papel del derecho en la determinada representación de las mujeres se organiza el libro. También en los valores que respaldan y legitiman la dominación masculina, el ejercicio de la violencia y los métodos de castigo y represión ante cualquier comportamiento que sea contrario a los valores establecidos.

“El derecho ha sido a favor de mantener, sostener y legitimar el patriarcado en Colombia”, aseguró Iván David Márquez, abogado constitucionalista y colaborador en la promulgación de la Ley Rosa Elvira Cely.

Márquez establece que el libro propone una metodología para que los jueces y los operadores procesales analicen y traten los temas de violencia de género a partir de una concepción sensitiva en la producción de sentencias.

Isabel Agatón pone en la portada a Débora Arango (pintora colombiana que fue excomulgada por pintar desnudos) como manera de rescatar la memoria de “las Adelitas” que han sido perseguidas por tierra y por mar con sanciones morales y sociales por no adecuarse a la construcción cultural que demanda a las mujeres ser sumisas, devotas y calladas.

Esta obra es una afrenta a las expresiones “mi mujer” como propiedad, instituciones como “la familia” para la dominación, sentimientos como “el amor” para la perpetuación del rol establecido en el sistema patriarcal para las mujeres.

La predominancia de estos valores patriarcales y las figuras judiciales atenuantes del feminicidio como “la ira y el intenso dolor” son la continuación de una serie de violencias que a “las Adelitas” que resisten y luchan hoy por hoy por irse con otro, con otra, o solas sin necesidad de ser perseguidas/violentadas/asesinadas/juzgadas por nadie.

CI SL y YA/PC/12/03/18/12:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top