Medios de comunicación

Corte Constitucional contra la libertad de expresión en internet

9 feb. CI.- En el fallo que se dio a conocer esta semana, la Alta Corte decidió que las usuarias y usuarios de internet que publiquen información para denunciar a una persona o grupo político o religioso, por ejemplo, será interpretado por la justicia como un delito.

La sentencia que hace noticia ordenó a Bernardo Alejandro Guerra Hoyos retirar de su página web y cuenta de la red social Twitter información que vulneró los derechos de Carmen Olfidia Torres Sánchez y Marilsa Torres Sánchez.

Aunque fue una sentencia para defender los derechos de estas dos ciudadanas, preocupa el futuro de la libertad de expresión y la capacidad de denuncia que las redes sociales ahora pierden.

El Concejal Guerra Hoyos, del Partido Liberal en Medellín, utilizó su página web y perfil en Twitter para transgredir de manera malintencionada a las señoras Torres. En Colombia cerca de 6 millones de usuarias y usuarios de Twitter y más de 15 millones en Facebok denuncian todos los días a personas sin que haya una sentencia judicial que los respalde. Aunque no tengan la razón.

Denunciar públicamente los casos de corrupción, paramilitarismo e ineficacia del Gobierno no puede esperar el resultado de la represada justicia colombiana para justificar un trino o un video en las redes sociales.

Una posible ley que restrinja el derecho de libertad de expresión -derecho fundamental- ahora está respaldada por la Corte Constitucional.

Serían prohibidas, entonces, las denuncias públicas contra expresidentes como Álvaro Uribe por sus vínculos con el paramilitarismo, senadores como Musa Besaile -del Partido de la U- por corrupción junto a las Altas Cortes, o empresarios como Germán Efromovich por despojo de tierras a campesinos . Es decir, sería judicializada la labor de la prensa alternativa en el país.

Reino de España

Recientemente, el reconocido cantante de rap Pablo Hasel afrontó una audiencia judicial por enaltecer el terrorismo e injuriar al Rey Juan Carlos, en España. El rapero se defendió en la sesión y frente a la jueza reiteró que su video “Juan Carlo el bobón” refleja la denuncia que media España hace: el gasto del dinero público en fiestas y cacerías en África que hacía el anterior Rey. Además, se respaldó en testimonios, noticias e investigaciones (como el libro del Coronel retirado Amadeo Martínez Inglés) que coinciden con sus alegatos.

Según lo que expresó Hasel en el juicio, “los límites de la libertad de expresión son siempre para los mismos, los antifascistas y por eso cree que el error es no ser un fascista que desea bombas a los homosexuales o a los catalanes”.

La Fiscal que lo acusa argumenta que “fomentar este tipo de mensajes en internet supone ir mucho más allá de la libertad de expresión y adentrase en la apología del terrorismo” y agregó que las canciones de Hasel, así como sus publicaciones en las demás redes sociales “exceden lo que es una mera crítica y ni la libertad de expresión ni la critica amparan ese tipo de comentarios”.

El rapero ahora se enfrenta a una condena en prisión y una multa cercana a los 140 millones de pesos, sin embargo seguirá denunciando.

CI JA/PC/09/02/18/8:10

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top