Extractivas

Continúa el Paro Minero en el Nordeste antioqueño a pesar del Esmad

10 ago. CI.- Segovia y Remedios son municipios mineros del Nordeste antioqueño. Pero la minería ha sido un tema problemático en esas zonas. Representa la principal actividad productiva del lugar y la mayoría de quienes la ejercen (mineros ancestrales y/o tradicionales), según el Gobierno, están bajo condición de “ilegalidad”. El Estado busca que su legalización sea emitida bajo los contratos impuestos por la empresa multinacional canadiense Gran Colombia Gold (la cual está activa en ese territorio), fragmentando cualquier forma autónoma de desarrollo local.

Hace casi un mes los mineros de estos municipios antioqueños comenzaron un Paro Minero exigiendo políticas favorables para sus labores. Piden que “los buenos tratos” no sean solo para esta multinacional. La respuesta ha sido numerosos y fuertes enfrentamientos del Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad- con los mineros durante las últimas semanas. El Esmad ha dejado heridas a más de 20 personas en Segovia.

Según Jaime Gallego, uno de los integrantes de la Mesa Minera del Nordeste antioqueño, ellos están en una protesta pacífica. “¿Qué le estamos pidiendo? Que se deje trabajar a la pequeña minería. Esta empresa (la Gran Colombia Gold) solo le ofrece a nuestros mineros un contrato muy agresivo que no podemos cumplir”, señala. Pero “el problema es que el Gobierno no nos deja protestar, simplemente quiere que nos quedemos callados y estemos bajo el dominio de la multinacional”.

La población minera de ambos municipios pidió al Gobierno de Juan Manuel Santos herramientas jurídicas y políticas para solucionar el grave problema de “ilegalidad” que atraviesa la comunidad con respecto a la minería ancestral y/o tradicional. Es decir, su actividad económica y de vida.

Proponen una Cadena Productiva como alternativa a la situación. Esta constaría de distintos individuos que ejercen actividades diferentes en torno a la extracción y producción de oro. El terrero, los arrieros y los barequeros sería considerados eslabones de esta Cadena que acogería alrededor de 45 000 personas.

Jaime Gallego comenta que la Cadena es “una forma de contrato equitativa con la que ellos ganan, nosotros ganamos y se sostiene la producción”. En el actual estado de la producción, la multinacional se queda con más de la mitad de lo trabajado, dejando a los mineros tradicionales con el 20 y el 30 por ciento. Con esto, como afirma Gallego, “nosotros somos esclavizados por la multinacional”.

Ambas comunidades insisten en la necesidad de establecer unas condiciones laborales que respondan a las necesidades reales de los pequeños mineros, la mayor parte de la población. La posición del Estado ha sido a favor de la Gran Colombia Gold, la cual se ha negado a tener en cuenta la posición de los mineros organizados.

“El 60 por ciento del problema aquí es la falta de voluntad de la multinacional porque ella se sostiene en sus contratos y nosotros pedimos que mantenga la Cadena Productiva. Este es el medio de sustento para nuestros hogares”, defienden mediante el Paro los mineros.

CI ND/PC/10/08/17/13:06

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top