Derechos Humanos

Con éxito va la Misión de Verificación sobre la Situación Humanitaria en el Catatumbo

15 may. CI.- Luego de iniciar el pasado 13 de mayo la Misión de Verificación de la Situación Humanitaria en el Catatumbo, las diferentes organizaciones sociales evaluaron su paso desde la ciudad de Ocaña hasta el municipio Hacarí. Desplazamiento forzado, escasez de alimentos y desconocimiento de la situación por parte del Gobierno fueron las denuncias de las comunidades.

En el municipio La Playa de Belén el campesinado manifestó su principal preocupación: imposibilidad para comercializar sus productos debido a la falta de rutas efectivas y la intensa confrontación armada que se vive en el Nororiente colombiano. La comunidad expresó que las distintas problemáticas que afronta el corregimiento, que más allá de la coyuntura armada, responden a la ausencia de políticas sociales y de garantías para la prosperidad de la economía campesina.

La grave situación también se registró en el municipio Gramalote, en donde se encuentran más de 200 familias (750 personas) distribuidas en dos espacios humanitarios (uno en la Vereda Miraflores y otro entre el Alto de Locutama y Los Cedros). Adultos mayores, niños, niñas y mujeres embarazadas resisten pese a las necesidades que requieren satisfacer.

El Estado no realiza su trabajo

Pese a los reclamos recogidos por la esta Misión de Verificación, las Alcaldías locales, las Gobernaciones regionales y como el Gobierno de Juan Manuel Santos, a penas responde con pequeñas ayudas humanitarias.

Según la Misión dio a conocer en un comunicado hecho público hoy, la comunidad necesita resolver el problema de fondo con decisiones acertadas. “Que los grupos armados los excluyan de su conflicto y que cese la estigmatización y la alta militarización en sus territorios”, es una de sus principales exigencias.

Finalmente, en el municipio Hacarí líderes y lideresas sociales compartieron alternativas para enfrentar comunalmente el abandono del Estado. Una de las inquietudes que animó el debate fue la precariedad del puesto de salud, ya que este no cuenta médicos profesionales ni equipos adecuados para garantizar su servicio. Asimismo, niños y niñas participaron del encuentro y mostraron las pésimas condiciones de infraestructura en las que estudian.

En la cabecera municipal de Hacarí se realizó una reunión con algunos presidentes de las Juntas de Acción Comunal. Allí se hizo alusión a las problemáticas estructurales, principalmente de carácter económico, que han existido históricamente en el territorio y que se vieron incrementadas hace unos meses por la confrontación entre los grupos armados. Se resaltó, al igual que en La Vega, que el Estado únicamente ha hecho presencia a partir de la militarización del territorio.

Durante los siguientes días esta Misión convocada por la Comisión por la vida, la paz y la reconciliación en el Catatumbo continuará recorriendo la zona en compañía de organizaciones sociales e instituciones nacionales e internacionales.

CI JA y ND/PC/15/05/18/18:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top