Medio Ambiente

Comunidades del Huila se manifestaron por el megaproyecto en el Quimbo

Las comunidades campesinas, agricultoras, mineras y pescadoras artesanales afectadas por el megaproyecto hidroeléctrico El Quimbo, en el departamento del Huila, se dieron cita el 16 de junio en el parque central Santander de la ciudad de Neiva para visibilizar las diferentes problemáticas que han surgido a partir de la implementación del proyecto.

Con pancartas, consignas y rajaleñas (cantos típicos de la región) los habitantes del departamento del Caquetá y de los municipios Huilenses de Yaguará, Garzón, El Hobo, Campoalegre, Rivera y Neiva realizaron un plantón frente a las instalaciones de la Gobernación del Huila para expresar los múltiples problemas que rodean a las familias que han sido desplazadas por la multinacional Emgesa a partir del desarrollo del megaproyecto.

La concentración se dio como propuesta pacífica para ser escuchados por el gobernador Carlos Mauricio Iriarte y los dirigentes políticos del departamento con el fin de llevar a cabo un día cívico en el Huila para representar la inconformidad social y el rechazo al ambicioso proyecto hidroeléctrico, sumado a una marcha para demostrar el sentir de los Huilenses por su territorio y el Río Magdalena.

Durante el plantón los participantes expresaron su deseo de parar el desarrollo del proyecto y con ello el desplazamiento forzado social y ecológico en la zona. Por eso explicaron que a través de la propuesta del día cívico se quiere dar a conocer la necesidad urgente de salvaguardar la vida ecológica de la región y su fauna, denunciar el ecocidio determinado por la empresa Emgesa, el deterioro del río, la poca fluidez de pescado, el calentamiento global y la entrega del territorio a multinacionales.

En entrevista para Colombia Informa el profesor Miller Dusán de la Universidad Surcolombiana y de la Asociación de Defensores de la Zona de Represa -Asoquimbo- expresó la preocupación de otros sectores productivos del departamento: “los exportadores de tilapia negra para los Estados Unidos se sienten amenazados por el ecocidio, desplazamiento y despojo que se siembra en esta represa. El día cívico en el Huila tiene la intensión de parar, analizar y evaluar todos los daños causados por el Quimbo, indemnizar y resolver en audiencia pública si se sigue o no con el desarrollo del proyecto hidroeléctrico”. Al mismo tiempo afirmó que son más de 1.000 familias pescadoras artesanales que son afectadas económicamente por la privatización del río en las zonas de pesca ancestral y de residencia de los pescadores.

El acompañamiento de Asoquimbo ha sido determinante para apoyar a las comunidades en el proceso jurídico, pues se han visto envueltos con las leyes competentes, las cuales han sido el arma desde los tiempos de la conquista para usurpar el territorio. De esta manera, las comunidades han comprendido la resolución de la Autoridad Nacional de Licencia Ambiental -ANLA- en el artículo 2148 de mayo del 2015 que determina la realización del dique auxiliar por parte de la empresa Emgesa. Al respecto la Corporación del Alto Magdalena -CAM- en su defensa por los recursos naturales ha instaurado ocho medidas preventivas, de ellas cuatro han llegado a la ANLA para la revisión de anomalías presentadas por Emgesa en la construcción de la represa. Otra de las falencias de este proyecto hidroeléctrico es el incumplimiento en la otorgamiento de 2.700 hectáreas con medidas de riego y alta productividad agrícola como retribución a las comunidades afectadas.

La voz popular

El sentimiento y la razón de la clase popular expresó su dolor frente a la pérdida de su territorio.

Gladis Pastuso es una habitante de la Vereda la Cañada del municipio del Agrado, campesina asentada en las riberas del río Magdalena, cuenta con gran angustia cómo la quebrada que soporta de agua a la gente del poblado es privatizada por la empresa Emgesa, ya que el hilo conductor del preciado líquido quedó dentro del predio de influencia del proyecto. Gladis le contó a Colombia Informa que fue censada y beneficiada por la compra de su finca, dos hectáreas y media donde cultivaban con su familia yuca, plátano, ahuyama, pasto y maracuyá que fue avaluado en 35 millones y solo reconocidas media hectárea. Así lo expresó: “nos pagaron la tierrita, nos pagaron media hectárea y eran dos y media. Digo que nos pagaron media porque totalmente nos pagaron muy barato la tierrita, ¿con eso qué hicimos? Quedar en la ruina porque ahí era donde cultivábamos para nuestro subsistir de la familia. Ahora no podemos cultivar porque era una tierrita que quedaba al pie del río, entonces ahora no la podemos cultivar”.

Nery Mercedes es una afectada por la desaparición de cultivos de tabaco y la pesca artesanal. Al respecto manifestó: “mi esposo trabajaba a los alrededores de Campoalegre, Garzón y Rivera, y a razón de que hicieron la represa el tabaco se acabó, vivíamos del pescado y también se acabó. ¿Entonces a dónde vamos a llegar? ¿Señor gobernador será que nos vamos a poner a pedir limosna por acá en Neiva para que nos miren con nuestros hijos? Esto es injusto. Cómo ellos si tienen la comida, tienen guardaespaldas, tienen de todo. No saben que es tener uno hambre, tener necesidades económicas para nuestros hijos”.

Carlos Arturo Quimbaya es un trabajador de la galería de mercado del municipio de Garzón, afectado por el bajón de la pesca y la traída desde municipios lejanos. Por eso, durante la jornada dijo: “no sé si desafortunadamente las multinacionales tienen más poder que un gobernador para hacer y deshacer como lo están haciendo, que triste saber que nosotros los pobres desafortunadamente sino arañamos la tierra como tenemos que aruñarla, no tenemos con qué comer. El río Magdalena era un río que producía demasiado pescado, vaya usted de la represa del Hobo para arriba a ver si coge uno o dos pescados, ya no lo hay. Igual si lo vamos a hacer Emgesa se nos va encima y nos dice: esto es propiedad privada, no pueden pescar”.

Finalmente las comunidades esperan llevar a cabo el día cívico para seguir expresando la gran cantidad de problemáticas del megaproyecto. De todas formas continuarán haciendo plantones y marchas para frenar con este atropello de la empresa Emgesa.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top