LGBTIQ

Comunidad Trans exige derechos

8 may. CI.- A la Feria del Libro de Bogotá asistieron la socióloga australiana Raewyn Connell, la exdirectora de Turismo (y quien quiere ser la primera Senadora Trans del país)Tatiana Piñeres y la abogada Mati González para hablar sobre la visibilidad mundial que el movimiento trans ha alcanzado hasta el momento y lo que hace falta por avanzar.

A pesar que hace dos años se decretó la Ley de Género (que permite a las personas trans cambiar su sexo en la cédula) esto no ha garantizado el cumplimiento de sus derechos ni ha solucionado problemáticas graves que sufre esta población. “Colombia es uno de los países con más avances legales pero esto no implica una verdadera justicia social frente a nosotrxs”, afirma Piñeres.

En la actualidad las personas trans sufren la desigualdad laboral y económica, violencia, discriminación social y los prejuicios que les impiden llevar una vida digna.

La mayoría de estas personas viven en la pobreza pues no logran encontrar empleo más allá de la prostitución o la peluquería, tampoco logran tener acceso a vivienda. Unido a los crímenes de odio que desencadenan en homicidios, muchas veces dentro de las propias unidades policiales.

Raewyn Connell sostiene que “la política comandada por hombres tiene un alto nivel de misoginia” como estrategia para no dar respuesta inmediata frente a las luchas feministas o transfeministas. Considera que es importante que los y las transexuales en Colombia busquen conexión con movimientos sociales que sean sus aliados.

Mati González señala que se debe denunciar las mentiras de una política abusiva. “La política sexual radical en la opresión de las categorías de género prescritas, estas no nos permiten mejorar las relaciones entre hombres y mujeres”.

Dentro de las propuestas de la abogada está una política pública nacional que se haga cargo de las personas diversas y les permita llevar una vida digna real dentro de la sociedad, educación ciudadana para que haya más cooperación, tolerancia que sea menos doloroso para las personas trans y sus familias adaptarse socialmente, centros de acogida y cambio de acción de la policía.

También encuentra positivo que la perspectiva Lgbtiq tome fuerza dentro del debate público para poder construir mejores relaciones sociales. Las alianzas con activistas diversos y los nexos con movimientos sociales interesados en apoyarlos podrían permitir un terreno de acción más amplio.

Actualmente, la población trans tiene una expectativa de vida de solo 35 años.  Es urgente que los derechos de esta población sean respetados en todos los espacios y situaciones de la vida cotidiana. Las “cartillas gay”, el “rayo homosexualizador” o invención de “la ideología de género” son los nuevos mitos que incentivan la discriminación, la desigualdad estructural y la violencia social en contra de estas personas.

CI DA/PC/08/05/18/12:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top