Géneros

Paro Internacional de Mujeres: “La solidaridad es nuestra arma”

7 mar. CI. – El movimiento Paro Internacional de Mujeres -PIM- convocó, desde el pasado 3 de febrero, a todas las mujeres del mundo a realizar una serie de acciones de protesta para conmemorar el 8 de marzo. Sin embargo, la convocatoria tiene un llamado especial para las mujeres estadounidenses, las cuales están invitadas a manifestar su rechazo a las políticas de Donald Trump.

Antecedentes

El 3 de octubre de 2016, siguiendo el ejemplo de las islandesas que fueron las primeras en convocar a un paro nacional en 1975, las mujeres polacas realizaron una huelga contra el proyecto de ley que intentó penalizar el aborto. El gobierno banalizó la protesta y consideró que las mujeres salieron a las calles para “pasearse”. Pero esa misma semana el proyecto tuvo que ser rechazado por el parlamento. A ese día se lo bautizó como “Lunes negro”.

El 19 de octubre de 2016, en respuesta a los 7  femicidios sucedidos en Latinoamérica en solo una semana, y luego de la represión en la marcha del Encuentro Nacional de Mujeres en Argentina, se lanzó una convocatoria en las redes sociales con la intención de hacer un paro de una hora y llevar a cabo acciones de movilización masivas en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe.

El 24 de octubre de 2016  las mujeres polacas realizaron un segundo paro contra la violencia y la ignorancia del Estado sobre las problemáticas en los temas de género. Esto conllevó a que desde Polonia un grupo de mujeres entablara contacto con varios movimientos de otros países para fortalecer las acciones feministas y lograr una organización conjunta para defender los derechos de las mujeres en todo el mundo. Poco a poco la iniciativa fue acogida por organizaciones en Corea del Sur, Rusia, Argentina, Irlanda, Israel e Italia.

A finales de octubre de 2016, esta iniciativa se nombró como Paro Internacional de Mujeres bajo el lema “Solidaridad es nuestra arma”.

“Nosotras, las mujeres del mundo, estamos hartas de la violencia física, económica, verbal o moral dirigida contra nosotras. Y no la vamos a tolerar pasivamente. Exigimos que nuestros gobiernos dejen de usar insultos misóginos y empiecen a tomar reales medidas para resolver numerosos problemas relacionados con nuestra seguridad, el acceso gratuito a la atención médica, incluyendo los derechos reproductivos, el establecimiento y aplicación de graves sanciones legales a nuestros opresores en casos de violación, violencia en el hogar y cada tipo de crimen de género que estamos experimentando cada vez más, así como cumplir con una eficaz secularización de nuestros estados. Antes de las condiciones biológicas femeninas somos, sobre todo, seres humanos”.

Con los acontecimientos en los EEUU y la Marcha de las Mujeres en Washington, otra vez crece la atención mundial acerca de los asuntos de género y más países se unieron a la iniciativa: Alemania, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, República Checa, Ecuador, España, Inglaterra, Francia, Guatemala, Honduras, Islandia, República de Irlanda, México, Nicaragua, Perú, Portugal, Républica Dominicana, Salvador, Escocia, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay y Estados Unidos.

Todas somos todas

Las teóricas feministas estadounidenses Angela Davis y Nancy Fraser, afirmaron que la Marcha de las Mujeres contra el recién posesionado presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, debe ser apenas el puntapié inicial de la revisión de un movimiento feminista que se pretenda plural y que reconozca la importancia de relacionar constantemente las condiciones de género, raza y clase de las mujeres.

La iniciativa de huelga o paro internacional de mujeres tuvo una gran acogida mundial, y mujeres de diversos países están realizando asambleas y preparándose para la conmemoración del 8 de marzo. En el portal parodemujeres.com que integra asociaciones de mujeres de más de 30 países, está toda la información al respecto, la cual resumimos y exponemos a continuación.

¿Cómo protestar?

A través de una forma abierta de protesta las mujeres pueden llevar a cabo las siguientes acciones:

● Paro total, paro en el trabajo o en las tareas domésticas y en los roles sociales como cuidadoras durante la jornada completa.
● Paro de tiempo parcial, parar la producción/trabajo por 1 o 2 horas.
● En caso de que no puedas parar en tu trabajo: usar elementos de color negro o violeta como ropa, cintas, entre otros.
● Boicotear las empresas que usan el sexismo en sus propagandas o en su enfoque hacia las trabajadoras.
● Boicotear los lugares misóginos.
● Huelga de sexo.
● Cese de compras por la jornada.
● Bloqueo de caminos y calles.
● Demostraciones, piquetes, marchas.
● Actos públicos de apostasía de las religiones que no reconocen la vida y obra de las mujeres.

● Usar en redes sociales los siguientes hashtag: #8M, #NiUnaMenos, #MujeresEnHuelga, #SolidaridadNuestraArma

Como conscientes ciudadanas, nosotras las mujeres, sabemos que el mundo está pasando por una fase de crisis pero no aceptamos ser víctimas de ella. 

Nosotras, las mujeres del mundo, anunciamos que si no se toman urgente e inmediatamente las eficaces medidas para detener esta violencia, vamos a hacer un paro, solidarias y unidas, en todo el planeta para defender nuestros derechos humanos. Constituimos más de la mitad de la población del mundo y sabemos que el poder está en nuestras manos”.

Imagen: Brasil de Fato.

CI DM/DM/7/3/17/19:40

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top