Económicas

Clara López deja en riesgo aumento al salario mínimo en Colombia

9 dic CI.- En la construcción de la política pública para el aumento al salario mínimo del próximo año 2017 en Colombia, la Ministra de Trabajo destacó la participación del Departamento de Planeación Nacional, el Banco de la república y el Ministerio de Hacienda; junto a las investigaciones realizadas por las centrales obreras CUT y CTC, además de las propuestas expuestas por los empresarios.

Con propuestas que López señaló como “innovadoras” y de “profunda investigación técnica”, la Confederación de Trabajadores de Colombia -CTC- y la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia -CUT-, negocian con el gobierno de Juan Manuel Santos la posibilidad de aumentar 14% el salario mínimo.

Por otra parte, apoyados en los informes realizados por el Banco de la República y el Departamento de Planeación Nacional, los empresarios manifiestan que debido a la tasa de inflación y el índice de productividad laboral, para el próximo año sólo podrán aumentar el 6.5% en el salario mínimo.

Actualmente, $689.455 pesos es el salario mínimo mensual en Colombia. Las centrales obreras pretenden un aumento de $96.536 pesos; que representa el gasto promedio de una persona en transporte para dirigirse a su lugar de trabajo, si utiliza dos veces al día, durante seis días cada semana, en Transmilenio.

Sin embargo, a los empresarios les parece que 14% es un aumento desproporcionado y su propuesta es aumentar $44.814 pesos; que no representa la compra diaria de un litro de leche diario.

“Hay que ponerse en los zapatos del otro”

Clara López explicó que el 15 de diciembre será el primer corte de las negociaciones para evidenciar si el aumento será resultado de un consenso o de un decreto gubernamental, que actualmente no se descarta. La representante de la cartera laboral de Santos añadió: “Así me tergiversen mis colegas de la izquierda, aquí lo que tenemos, cada cual, es que ponernos en los zapatos del otro y buscar el máximo de justicia que están exigiendo las centrales obreras dentro de lo que es la realidad económica de las empresas”.

El año 2015 tuvo 7% de incremento al salario mínimo para el 2016. Sin embargo la excepcional y regresiva Reforma Tributaria de este año representa sólo en el Impuesto al Valor Agregado IVA, cobrado a toda la población, 3% de aumento para el próximo año.

Así pues, tal y como lo manifiesta el Ministerio del Trabajo, para que la clase trabajadora y la empresarial puedan negociar y sentir las necesidades de la otra, es necesario reconocer que algunas trabajadoras y trabajadores ni siquiera tienen zapatos.

Productividad laboral

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística -DANE-, la Gran Encuesta Integrada de Hogares -GEIH- mostró que en el trimestre julio – septiembre de 2016, la proporción de ocupados informales en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue de 47,7%. Para el mismo periodo de 2015 se ubicó en 48,0%.

Ahora bien, ante el principal argumento de los empresarios, lo anterior evidencia una de las principales causas para que el índice de productividad de las empresas sea minúsculo: la informalidad laboral; cientos de miles de colombianos y colombianas que no están vinculadas a procesos de producción industriales productivos, con garantías laborales y sociales.

Las ciudades que registraron la menor proporción de ocupados informales en el trimestre julio- septiembre de 2016 fueron: Manizales y su área metropolitana con 41,2%, Bogotá D.C. con 42,2% y Tunja con 43,5%; para el año 2015 fue 43,3%, 43,6% y 44,3% respectivamente.

CI JA/JA/09/12/16/21:45

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top