Derechos Humanos

Catatumbo: contra la impunidad y el olvido

30 may CI.- 20 años han pasado desde que ‘la caravana de la muerte’ de los Paramilitares, viajó desde Urabá e ingresó a la zona del Catatumbo al nororiente del país, y bajo las órdenes de Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, en complicidad con el Ejército Nacional, asesinaron a once personas en el municipio de Tibú, Norte de Santander.

Aproximadamente 200 paramilitares ingresaron a la zona movilizándose en camiones, pasando por los retenes del Batallón Santander de Ocaña, del Distrito de Policía de Sardinata, el de control del Grupo Maza en la Ye de Astilleros, el del Batallón Héroes de Saraguro en Tibú y por las garitas del Comando de Policía en Refinería.

Una vez en la vereda ‘Carboneras’ del corregimiento especial de La Gabarra del municipio de Tibú, los paramilitares montaron un retén e interceptaron cerca de 60 vehículos, y con lista en mano, bajaron y ejecutaron a sangre fría a once personas, dejando sus cuerpos en la carretera.

Esta toma paramilitar estuvo marcada por varias masacres. El 17 de julio asesinaron a 13 personas en Tibú, y desaparecieron a otras 15, y el 21 de agosto en La Gabarra, asesinaron a 35 personas.

Le puede interesar: Inicia segunda Misión de Verificación de DDHH en el Catatumbo

Ejecuciones extrajudiciales en el Catatumbo

Encuentros entre grupos paramilitares y Fuerzas Militares son las principales causales de que habitantes del territorio vivan en la zozobra de que masacres y ejecuciones extrajudiciales vayan en aumento, sin que el Gobierno Nacional ni siquiera se pronuncie por los asesinatos de líderes sociales ocurridos en el país desde la firma de los acuerdos de paz en 2016.

En el artículo “Las órdenes de letalidad del ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles”, publicado por el diario norteamericano ‘New York Times’, se evidencia la relación del Ejército Nacional con grupos paramilitares para poder cumplir su cuota de aumento de resultados.

La Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz del Catatumbo y Organizaciones Defensoras de Derechos Humanos que acompañaron la Segunda Misión de Verificación Humanitaria, afirman que “vemos con preocupación cómo las denuncias de las comunidades en la totalidad de los puntos visitados, evidencian la materialización de directrices expuestas por oficiales en el reciente artículo del diario The New York Times, poniendo de presente cómo el accionar de las tropas del Ejército Nacional que hacen presencia en la región del Catatumbo, responde a la implementación indiscriminada de la política basada en la exigencia del aumento de resultados* obviando los derechos de la población civil”.

Casos de disparos indiscriminados contra campesinos y líderes sociales, operaciones militares indiscriminadas, torturas físicas y psicológicas, falsos positivos judiciales, retenciones ilegales a población civil, empadronamientos, señalamientos y estigmatizaciones, utilización de civiles encubiertos en operaciones militares, y aparición de panfletos y letreros alusivos a grupos paramilitares serán profundizados en el informe final de la misión de verificación que será público en el Encuentro Regional por la vida, el territorio, la integración y la paz del Catatumbo, a realizarse el 6 y 7 de junio en el municipio del Tarra.

Le puede interesar: Crónica del Paro Nacional en el Catatumbo

Organizaciones sociales rindieron homenaje a las víctimas de estas masacres, y como estrategia de lucha contra la impunidad y el olvido rindieron homenaje para recuperar la memoria histórica de lo acontecido.

“Desde esta hermosa tierra que nos vio nacer expresamos nuestra voz de aliento y persistencia, enviando un mensaje a aquellos sectores que auspiciaron el paramilitarismo en esta región, quienes causaron duros momentos de dolor hacia nosotros por ser defensores y defensoras de la vida, queremos decirles que estamos con la mejor disposición de seguir trabajando, y protegiendo nuestro Catatumbo, y sobre todo de construir un territorio de paz sin secuelas de lo sucedido, extendiendo nuestro mensaje acogedor hacia ustedes para que hagan su aporte a la construcción de paz, mediante el reconocimiento de la verdad para así obtener la justicia que hemos anhelado” declaró la Asociación Campesina del Catatumbo –Ascamcat-.

Le puede interesar: Caso de Dimar Torres: Falsos positivos regresan al Catatumbo

CI AC/JO/30/05/2019/12:30

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top
Ir a la barra de herramientas