Nuestra América

Atentan contra caravana de expresidente brasileño Luis Ignacio Lula Da Silva

28 mar. CI.- La Caravana Lula por Brasil sufrió un atentado la noche de 27 de marzo en el Estado de Paraná, durante lo que sería su penúltimo día de trabajo. Los dos autobuses atacados recibieron tres impactos de bala. En uno de los buses iban periodistas que estaban cubriendo la Caravana y en el otro miembros del Partido de los Trabajadores -PT-. No hubo heridos.

Los agresores esperaron a los buses “miguelitos” [pequeños tornillos entrelazados que riegan por el suelo de las carreteras], con lo cual lograron pinchar las llantas y hacer que bajara la velocidad de los transportes para así emboscarlos.

Impacto de una de las balas.

¿Qué es la Caravana Lula por Brasil?

En agosto de 2017 Luiz Inácio Lula da Silva junto al PT lanzó el Proyecto Lula por Brasil como parte de su Campaña Presidencial para las elecciones de 2018. Fue un esfuerzo de este partido por “observar la realidad brasileña, en el contexto de las grandes transformaciones por las que ha pasado el país con los gobiernos del PT y el desmonte intencional de los programas y políticas públicas de desarrollo e inclusión social, que hace el Gobierno golpista en los últimos dos años”.

Las caravanas son una parte especial de la historia del expresidente Lula como líder sindical y político y han sido una manera fundamental para que él pueda conocer, escuchar, conectar y aprender del pueblo brasileño y los problemas que se enfrentan.

En los años 70 viajó por Brasil mientras organizaba el nuevo movimiento sindical. Durante la Década de 1980 realizó un recorrido similar para construir el Partido de los Trabajadores. Las Caravanas por la Ciudadanía de 1992 a 1994 sirvieron para construir un Programa de Gobierno desde abajo.

Agresiones constantes contra la caravana

Este último acontecimiento pasa en el marco de una serie de agresiones contra la Caravana de Lula. La semana pasada, en Bagé (Río Grande del Sur), aparecieron opositores portando armas de fuego. Tiraron piedras a los buses y orquestaron mítines de repudio en sitios donde bloquearon entradas con maquinaria pesada, usada típicamente por grandes propietarios.

En la Universidad Federal de Santa María, opositores llegaron para confrontar miembros de la Caravana. Portaban camisas con la imagen del candidato de la extrema-derecha, Jair Bolsonaro, y carteles con mensajes de odio a Lula y su base y un hombre estaba agrediendo estudiantes y periodistas con un látigo, recordando a los colonos esclavistas.

Luego en Cruz Alta (mismo Estado) cuatro mujeres que participaron en el acto fueron agredidas físicamente por manifestantes de la extrema derecha. Una fue hospitalizada tras ser atacada en camino a su casa después del acto. Ella tiene cáncer y está actualmente realizando un tratamiento de radioterapia.

El sábado 24 de marzo, el exdiputado Paulo Frateschi, de 68 años, fue herido en su oreja por una pedrada al salir del garaje de su hotel tratando de proteger a Lula. Lunes el 26 de marzo, el sacerdote Idalino Alflen, de 64 años también fue víctima de violencia fascista cuando le tiraron piedras a la cabeza y lo atropellaron con una motocicleta.

Estos actos de violencia no solamente amenazan la integridad física de Lula, los y las participantes de la Caravana, y los miembros de la prensa sino que también amenazan el ejercicio democrático de la política en Brasil.

La expresidenta Dilma Rouseff comparó estos actos de violencia con hechos de la dictadura militar. “No estamos en los años 50 del siglo pasado, ni en la dictadura militar cuando la eliminación física de adversarios políticos era un constante en Brasil y en América Latina.

Esa práctica no puede ser tolerada. Estos ataques no van a intimidar demócratas y militantes políticos. El fascismo es intolerable y será denunciado por todos nosotros, que creemos en la justicia social y en la política como instrumento de transformación de la realidad”, afirmó.

Batalla legal

Queda claro que la derecha brasileña hará lo posible para impedir que Lula llegue a las Elecciones. El 24 de marzo el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región -TRF4- rechazó los recursos extraordinarios solicitados por la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Cristiano Zanin, uno de los abogados parte de la defensa, afirmó que los recursos mostraban con “bastante consistencia la presencia de omisiones y contradicciones” en la decisión de segunda instancia que confirmó la condena de Lula y una pena de 12 años y un mes el pasado 24 de enero.

En un discurso después del atentado, Lula comentó que “lo que estamos viendo ahora no es política, porque si ellos quisieran derrotar a la gente, la derrotarían en las urnas. Y si ellos piensan que eso va a desanimarnos, están equivocados. Yo no soy un hombre que corre de la pelea, pero vamos a respetar la democracia en este país. Tenemos que saber convivir con la diversidad”.

CI ZP/PC/28/03/18/10:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top