Medio Ambiente

Arbeláez, segundo municipio del Sumapaz en decir NO a proyectos extractivos

11 jul CI.- Arbeláez fue el segundo municipio de la provincia de Sumapaz que le dijo NO a la exploración, explotación y lavado de materiales de hidrocarburos y minería a gran escala. Este 9 de julio los habitantes de ese municipio dieron un nuevo mensaje de aliento sobre la posibilidad de pensar y construir una Colombia soberana que decida sobre los proyectos megamineros.

En una jornada que inició a las 7:30 de la mañana, los habitantes de Arbeláez se movilizaron para decidir sobre las actividades mineras que corresponden al bloque Cor 4, que fue adjudicado en el 2010 a la empresa Australian Drilling Associates y que compromete a los territorios de Anapoima, El Colegio, Fusagasugá, Granada, Mio, Sibaté, Silvania, Soacha, Tibacuy, Viotá y Arbeláez. De igual forma el bloque Cor 33, adjudicado en el 2010 a la empresa Alange Energy, filial de Pacific Rubiales que involucra explotaciones en Bogotá, Fusa, Pasca, Milo, Arbeláez, Pandi, San Bernardo, Venecia, Melgar e Icononzo.

Diego Alejandro Rojas, miembro del colectivo ambiental de Arbeláez, señaló que llevan varios años de trabajo para lograr este resultado: “Nos organizamos a raíz de la presentación del estudio del impacto ambiental del Cor 33 en el año 2014. Comenzamos visitando todas las comunidades y empoderando a la gente con el tema de la defensa del territorio y que era verdad que existían unos bloques de hidrocarburos en nuestro territorio”. Además, afirmó que el proceso evolucionó con la llegada de la empresa Canacol Energy, empresa que solicitó unas sísmicas más fuertes que Cor 33, hecho que generó expectativa para organizarse y defender el territorio: “Para entonces, la administración municipal decidió presentar la consulta popular guiada por el abogado Luis Enrique Orduz, quien capacitó a gran parte del colectivo ambiental de Arbeláez”.

Como meta se plantearon mínimo 4000 votos, expectativa superada por la construcción colectiva de la consulta popular: “Es una experiencia hermosísima, sus enseñanzas son una gran recompensa porque no ha sido solo un proceso liderado por jóvenes, sino que también han estado presentes personas de la tercera edad, la población civil, los representantes del consejo, los líderes religiosos, representantes de los sectores, entre otros. Ha sido una construcción comunitaria, de todo el pueblo”. “Ver a todo un pueblo trabajando por una misma causa, que es la defensa del territorio, la defensa de los recursos naturales y del agua, se siente en el corazón. Queremos que Arbeláez sea un territorio soberano, que puede mandar sobre su territorio y así bloquear los títulos de extracción de hidrocarburos que están licenciados”.

Por su parte, Luis Ortiz, uno de los promotores de la consulta popular, afirmó que Arbelaez “siempre fue un pueblo inamovible, feudal, donde nunca pasaba nada. Creo que se abre una nueva situación en la que, por primera vez en la historia de este territorio, se desarrolla un proceso donde no hay partidos políticos, ni líderes políticos tradicionales al frente. La gente ha sentido el poder que tiene y esa es una de las cosas a destacar”. Agregó que “este escenario permite una mesa por la defensa del futuro de Arbeláez: Es como esa piedra enorme que pesa mil kilos y empezamos a empujarla y empujarla y la hemos movido 2 milímetros y eso para cualquiera puede ser nada pero 2 milímetros, cuando antes estuvo por dos mil años en el mismo sitio, es un gran avance”.

Para Ortiz, “todos los candidatos tendrán que hablar de la defensa del medio ambiente y los recursos naturales, es una forma de generar acercamiento con la comunidad como nunca lo han hecho”.

La votación

El resultado electoral fue contundente: El total de votos fue de 4.375 frente a un umbral de 2.189, de los cuales 4.349 fueron válidos. Por el SÍ se registraron 38 y por el no 4.311, es decir, el 98,54% de la población de Arbeláez desaprobó la intención de proyectos de extracción de hidrocarburos y solo el 0.87% estuvo de acuerdo.

Según Francisco Pacho Restrepo, miembro de Casa Maíz, “las consultas populares son los únicos mecanismos que la ciudadanía de Colombia puede utilizar, junto con el reverendo y el plebiscito, para guiarnos en una nueva idea de transformación y cambio que se puedan realizar en los territorios. El medio ambiente es el verdadero ganador de las consultas populares y en todos estos procesos alternativos, además, la parte espiritual y el cuidado es el factor que aglutina a más personas. Es un triunfo de la opinión popular, de la gente que vive en los territorios que una vez más ha manifestado su rechazo a un sistema que implementan desde los escritorios en Bogotá para dominar sus territorios”.

Una voz que comienza a escucharse: la voz que decide y que está gestado un nuevo gobierno. Esa voz, que en sus ecos replica la necesidad de cambio sobre la estructura política y económica de gobierno, ha logrado importantes cambios a partir de la participación de la sociedad en las consultas populares.

CI MO/MP/11/07/17/9:26

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top