Derechos Humanos

Andrés Camilo, otra víctima más de la violencia policial

22 jun. CI.- Con un acto muy sentido y una larga marcha desde la Universidad Nacional hasta la calle 140 en Bogotá, este 21 de junio, compañeros de estudio, profesores, amigos y familiares, recordaron a Andrés Camilo Ortiz Jiménez, joven estudiante quien cayó víctima de las balas policiales, en confusos hechos que aún se investigan.

Bajo la sombra del Che Guevara se encuentra una corona de flores. Alrededor, grupos de estudiantes dibujan carteles pidiendo justicia. Una tonada andina arroja vientos tristes a la plaza central.  La Universidad Nacional de Colombia está de luto; uno de sus hijos, un joven de 19 años, estudiante de tercer semestre de contaduría pública, fue asesinado por un policía, en hechos confusos. La gente se ha reunido en solidaridad con la familia. El decano de la Facultad de Economía, los trabajadores de la biblioteca, los amigos, se hacen presentes.

En el ambiente hay una indignación contenida: “de manera sistemática se viene atentado contra la comunidad universitaria, especialmente contra la Universidad Pública. Eso nos convoca para expresar nuestra indignación” asegura ante los manifestantes el profesor Miguel Ángel Beltrán, víctima de los falsos positivos judiciales, recientemente reintegrado a la Universidad Nacional. Los carteles se preparan, la gente se reúne y se inicia la marcha.

Hasta ahora lo que se sabe es que algunos jóvenes intentan colarse en la estación de la calle 142, pero al verse descubiertos, deciden huir. Un policía emprende la persecución en un taxi, y a la altura de la calle 144 con carrera 46, encuentra al joven, baja del taxi, le apunta con el arma y le da un tiro en la cabeza. Otro joven intenta auxiliar a Andrés, pero al ver que el policía sigue apuntando, se da a la huida. Así lo muestra el video de una cámara de seguridad, que hoy es pieza clave de la investigación.

¡La vida es invaluable! ¡Exigimos justicia! ¡Compañero Andrés Camilo Ortiz, presente!; son algunas de las consignas que corearon los manifestantes, que caminaron desde la Universidad Nacional hasta la estación de la 142, en una larga marcha que calificaron como un acto de amor y un pedido de justicia.  Esperan que este crimen no se una a la larga lista de crímenes cometidos por miembros de la fuerza estatal, que continúan en la impunidad. Por el momento, el policía implicado ha sido retirado del servicio y el caso está en manos de la Fiscalía.

CI JP/CC/22/06/18/16:55

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias.

To Top