#EfeméridesFeministas

[22 de febrero] Sophie Scholl: La Rosa Blanca contra el nazismo

 

22 feb. CI.- Sophie Scholl junto a su hermano Hans y un grupo de jóvenes conformaron el movimiento de resistencia “La Rosa Blanca” el cual realizó acciones contra el régimen nazi, durante la segunda guerra mundial. La lucha de este grupo quedo registrada en la historia como una de las expresiones que confronto el fanatismo y la violencia en una Alemania dominada por Hitler. 

Sophia Magdalena Scholl nació el 9 de mayo de 1921 en Forchetenberg, Alemania, en un una familia luterana de seis hijos preocupada por la formación y el libre pensamiento. A los doce años se unió voluntariamente a las Juventudes Hitlerianas. Sin embargo, la imposición de las ideas nazis y la nula posibilidad de cuestionar el partido la llevaron a dudar y desistir de apoyar el gobierno imperante. Al poco tiempo, dos de sus hermanos y varios amigos fueron arrestados y golpeados por criticar en voz alta los excesos del nazismo, suceso que la impulsó a integrar la silenciosa resistencia contra la ideología hitleriana.

Sophie comenzó, entonces, a interesarse por la filosofía pero para hacer estudios superiores en este tema estaba obligada, como todo ciudadano o ciudadana alemana, a trabajar en alguna causa que apoyara el fortalecimiento y la expansión del nazismo, así que, contra su voluntad, integró la escuela de enfermería de guerra como profesora durante dos años. En 1942 ingresó a la Universidad de Múnich, donde estudiaba su hermano Hans, a estudiar filosofía y biología.

Su hermano y un grupo de estudiantes jóvenes fundaron el movimiento La Rosa Blanca. Un grupo de resistencia silenciosa cuyo objetivo fue denunciar y detener las atrocidades nazis: las deportaciones de judíos, los campos de concentración, la persecución política y las acciones bélicas contra cualquier persona que no le sirviera al partido.

La Rosa Blanca se centró en escribir y distribuir en forma clandestina panfletos  y cartas en los cuales denunciaban los abusos y atrocidades del régimen de Adolfo Hitler. Sophie fue la encargada de transportarlos y repartirlos de una localidad a otra sin levantar ninguna sospecha, pero el 18 de febrero de 1943 la universidad de Múnich se levantó para protestar abiertamente contra los nazis y Sophie fue descubierta, por un conserje perteneciente al partido, lanzando panfletos desde los pisos superiores de la edificación. La Gestapo detuvo, entonces, a los hermanos Scholl, los sometió a violentos interrogatorios y los condenó a la decapitación por el delito de alta traición.

Tras un juicio amañado por los nazis en el cual se violaron todas las garantizas juridicas, el 22 de febrero de 1943 Sophie y Hans Scholl, junto con otros miembro de la Rosa Blanca fueron decapitados. Sus muertes no detuvieron el accionar del movimiento que persistió con sus denuncias hasta el final de la guerra. Sophie Scholl pasó a formar parte del monumento conocido como el Walhalla de las personas ilustres en Alemania.

Ella, su hermano y la Rosa Blanca, se convirtieron en un símbolo de la libertad, la resistencia y la valentía. En Alemania han sido homenajeados, varias calles llevan el nombre de La Rosa Blanca y de los hermanos Scholl, que encarna los valores de la libertad. La vida de Sophie y los demás miembros de la Rosa Blanca ha sido llevada al cine y al teatro.

CI DM/DM/22/2/2017/07:30

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top