Un día como hoy

[16 de marzo] Masacre de Mỹ Lai: Los falsos positivos de Estados Unidos

16 mar. CI.- Cometer asesinatos y luego presentar a los muertos como insurgentes no solo es una tradición del ejército Colombiano. El 16 de marzo de 1968, miembros del ejército de los Estados Unidos durante la guerra de Vietnam asesinaron a más de 500 personas a las cuales presentaron como insurgentes del Viet Cong.

Tras lanzar una operación militar en la región de Son My, los norteamericanos dejaron en Mỹ Lai a un grupo de soldados bajo el mando del teniente William Laws Calley. Tras posicionarse en la zona, Calley y sus soldados violaron niñas y mujeres, quemaron las viviendas de los campesinos vietnamitas, y mataron el ganado y demás animales pertenecientes a la comunidad. Finalmente el teniente Calley empezó a disparar mientras ordenó a sus hombres asesinar a ancianos, mujeres, niñas, niños y hombres.

La masacre cometida por los norteamericanos dejó un saldo de 504 personas asesinadas. Entre las víctimas hubo 182 mujeres, 17 de ellas estaban embarazadas; 73 niños, incluidos 56 bebés.

Esta matanza no fue la única cometida por los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam, pero si fue la que tuvo mayor repercusión a nivel mundial. Inicialmente, la noticia no tuvo ninguna cobertura en los medios. De hecho, salió a la luz el 13 de noviembre de 1968, gracias al periodista Seymour Hersh quien destapó la matanza que el ejército norteamericano intentó esconder.

Hersh relató la masacre en un diario de la época: “En el pueblo de Mỹ Lai hay una larga zanja. La mañana del 16 de marzo de 1968 estuvo llena de cuerpos: decenas de mujeres, niños y ancianos, todos asesinados a disparos por jóvenes soldados estadounidenses. Aquel día un contingente estadounidense recibió una información errónea de que en el pueblo se encontraban tropas del Frente Nacional de Liberación de Vietnam o sus simpatizantes. Al llegar allí, solo se encontraron con pacíficos civiles, no obstante, los soldados violaron a las mujeres, quemaron casas y mataron a la gente desarmada”.

Este tipo de crímenes cometidos por los norteamericanos se basan en la lógica de ofrecer resultados para demostrar eficiencia. Bajo esta premisa, varios oficiales en su afán por mostrar éxitos militares recurren a las ejecuciones para luego presentar a las víctimas como “insurgentes dados de baja en combate”.

Tras hacerse pública la noticia a nivel mundial, el teniente William Laws Calley, (oficial al mando que dirigió la masacre) fue acusado el 9 de noviembre de 1969 y posteriormente hallado culpable. Sin embargo, solo pagó tres años de cárcel, ya que fue indultado por el presidente norteamericano Richard Nixon.

La película Platoon (1986) del director Oliver Stone, en algunas de sus escenas, relata la historia de la matanza.

CI FC/16/03/2017/00:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top