#EfeméridesFeministas

[15 de mayo] Emily Dickinson: “Todo lo que sabemos del amor es que el amor es todo lo que hay”

15 may. CI.- Emily Elizabeth Dickinson fue una poetisa estadounidense, cuya vasta obra solo pudo conocerse después de su muerte ocurrida el 15 de mayo de 1886. Su poética ha sido celebrada en todo el mundo como una de las más importantes en lengua inglesa; su obra también le mereció un puesto destacado el panteón literario estadounidense, junto a Edgar Allan Poe, Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman.

Dickinson nació en una familia pudiente y privilegiada, y eso le permitió tener una buena educación. Estudió durante siete años en la Amherst Academy, también asistió brevemente al seminario femenino Mount Holyoke antes de regresar a la casa familiar en Amherst en donde pasó, la mayor parte de su vida, voluntariamente encerrada en su habitación. Era una mujer solitaria y callada y esto le valió señalamientos de algunos vecinos, familiares y cercanos, los cuales la consideraban excéntrica y arrogante. Además tenía una predilección por vestirse siempre con ropa blanca o negra; nunca se casó; no le gustaba saludar a los invitados que llegaba hasta su casa y, en los últimos años de su vida, dejó de tener contacto directo con sus amigos, así que solo se dedicó a comunicarse con ellos a través de la correspondencia.

Aunque Dickinson era en la intimidad de su hogar una prolífica poeta, nunca llegó a publicar ni una docena de sus 1800 poemas. Los poemas de esta gran escritora se caracterizan por contener líneas cortas, por lo general carecen de título, están escritos en rimas consonantes imperfectas (half rhyme) y una puntuación poco convencional. Muchos de ellos se centran en temas relacionados con la muerte y la inmortalidad, dos temas también recurrentes en las cartas que le enviaba a sus amigos.

No he visto nunca una landa,
nunca he visto el mar,
y sin embargo, sé cómo está hecho el yermo,
y sé lo que debe ser la ola.
Nunca he hablado con Dios,
nunca he visto el Cielo,
y sin embargo, conozco el lugar
como si tuviese un mapa de él.

Los conocidos de Dickinson probablemente sabían de sus escritos, pero no fue sin hasta después de su muerte, en 1886, cuando Lavinia, su hermana pequeña, descubrió su obra en cajas y baúles repletos de manuscritos en su habitación. Cuatro años después Thomas Wentworth Higginson y Mabel Loomis Todd, publicaron una selección de poemas, aunque alteraron significativamente los originales. Así mismo, el erudito Thomas H. Johnson publicó en 1955  la primera colección, sin cambios, de la obra poética de Dickinson. A pesar de que tuvo una crítica y recepción desfavorable y escéptica entre finales del siglo XIX y principios del XX, Emily Dickinson fue, y sigue siendo, una de las más importantes poetas estadounidenses de todos los tiempos.

CI DM/DM/15/5/17/12:00

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

To Top